Aspirantes republicanos prometen duras medidas contra inmigración ilegal

En el primer debate del partido, los diez aspirantes mejor situados en los sondeos, advirtieron que los estadunidenses están frustrados y molestos por el ineficiente sistema migratorio, y ...
Jeb Bush (d) contesta una pregunta durante el debate en el Quicken Loans Arena de Cleveland, mientras Donald Trump (i) a su lado escucha
Jeb Bush (d) contesta una pregunta durante el debate en el Quicken Loans Arena de Cleveland, mientras Donald Trump (i) a su lado escucha (AFP)

Cleveland

Los candidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos prometieron hoy, durante el primer debate entre aspirantes de ese partido, que en caso de llegar a la Casa Blanca protegerán la frontera y reducirán la inmigración clandestina.

Durante la sesión nocturna del primer debate del partido Republicano a la carrera presidencial de 2016, los diez aspirantes de ese partido mejor ubicados en los sondeos advirtieron que los estadunidenses están frustrados y molestos por el ineficiente sistema migratorio.

"Hay organizaciones criminales penetrando nuestras fronteras del suroeste y necesitamos hacer algo al respecto", dijo el gobernador de Wisconsin, Scott Walker. De llegar a la Casa Blanca prometió "asegurar las fronteras, no amnistía (para los inmigrantes indocumentados) y avanzar en una amnistía legal que da prioridad a los estadunidenses".

El magnate Donald Trump, que marcha al frente en las encuestas con su estilo provocador y sus críticas hacia el sistema migratorio, reiteró su promesa de construir un muro entre México y Estados Unidos para frenar el flujo de indocumentados.

"Necesitamos construir un muro y debe construirse rápidamente", dijo Trump, quien ha abogado por la deportación de los once millones de personas que viven ilegalmente en Estados Unidos.

"No me importa tener una puerta bella y grande en ese muro para que la gente pueda entrar legalmente. Pero necesitamos construir el muro, necesitamos mantener a los ilegales fuera", añadió el millonario, quien al lanzar su candidatura en junio describió a los mexicanos que entran ilegalmente al país como narcotraficantes, criminales y violadores.

"También creo que necesitamos una reja", señaló el senador Marco Rubio. Jeb Bush, ex gobernador de Florida y cuya esposa es mexicana, tuvo un mensaje para los indocumentados.

El próximo presidente estadunidense debe proteger la frontera, señaló Bush, pero para solucionar el problema "de una vez por todas" los indocumentados deben tener "una vía para obtener un estatus legal". "Sin amnistía", apuntó. La inmigración se vislumbra como uno de los grandes temas de debate en la campaña presidencial.