Asociación denuncia a Rajoy por atender a su padre con dinero público

Según la asociación “El Defensor del Paciente”, el presidente del gobierno español cargó al presupuesto de la casa presidencial el cuidado de su padre, de 95 años, para evitar a la familia ...
Mariano Rajoy podría afrontar un caso de malversación de fondos públicos que afectaría a su imagen ante las elecciones del 20 de diciembre
Mariano Rajoy podría afrontar un caso de malversación de fondos públicos que afectaría a su imagen ante las elecciones del 20 de diciembre (AFP)

Madrid

La asociación El Defensor del Paciente denunció al presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, en Madrid, por un presunto delito de malversación de fondos públicos tras conocerse que los gastos de atención de su padre fueron pagados con dinero público.

La información, que se dio en medios locales, detalló que el presidente del Gobierno decidió cargar al presupuesto de la casa presidencial de La Moncloa el cuidado de Mariano Rajoy Sobredo, de 95 años y enfermo, para evitar a la familia facturas de 3,600 euros.

Todo esto mientras que 400 mil españoles con dependencia, según los últimos datos oficiales, siguen esperando las ayudas a las que tienen derecho al haber sido valoradas ya como dependientes.

En consecuencia, debido a la “gravedad de los hechos”, el Defensor del Paciente acusó a Rajoy, que por su condición de aforado debe ser juzgado por el alto tribunal, de un presunto delito de malversación de fondos públicos, contemplado entre los artículos 432 y 435 del Código Penal español.

De acuerdo a la demanda, a la que tuvo acceso digital El Diario, los hechos “obligan a realizar una investigación que aclare lo sucedido”. La familia de Rajoy Brey costeó en abril de 2014 solo un mes de cuidados durante la hospitalización de su padre y es la única factura que el Gobierno ha aportado.

Pero ante los gastos que se preveían una vez que estuviera instalado de nuevo en el Palacio de La Moncloa, Presidencia decidió buscar otra fórmula y encargó la asistencia a dos funcionarios eventuales.

Ahora, el Defensor del Paciente interpuso la denuncia tras enviar una carta al presidente poco después de la publicación de la noticia en la que le pedía explicaciones. Hasta el momento no ha recibido respuesta.

Actitud "prepotente" de Rajoy

Carmen Flores, presidenta del organismo, calificó la actitud del jefe del Ejecutivo de “prepotente” y denunció “el abuso de poder al emplear dinero público para algo totalmente personal”.

La Ley de Dependencia, aprobada en Consejo de Ministros en 2006, ya nació con algunas deficiencias. De hecho, el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero también mantenía a personas valoradas como dependientes en una lista de espera que no ha dejado de crecer. Pero las reformas impulsadas durante la legislatura de Rajoy han recortado el sistema hasta hacerlo colapsar.

Mariano Rajoy Sobredo, padre de Rajoy y juez jubilado -ex presidente de la Audiencia Provincial de Pontevedra-, se trasladó al palacio de La Moncloa poco después de la llegada de su hijo al poder. En marzo de 2014, tras una operación de cadera, su salud empeoró. Sufrió un ictus que obligó a su ingreso en el Hospital de La Paz, en Madrid.

Posteriormente, según el citado medio de comunicación, los servicios médicos de Presidencia intentaron contratar los servicios de una empresa de acompañamiento a la que se solicitó presupuesto para encargarse de las tareas de atención al padre del presidente.

Como sucede en estos casos, el servicio requerido tenía un costo elevado. El gasto de cuidar durante el día y la noche a Mariano Rajoy Sobredo se presupuestó aproximadamente en cinco mil euros mensuales.

El padre de Mariano Rajoy no es el único progenitor que ha vivido en La Moncloa con su hijo. José Luis Rodríguez Zapatero también compartió palacio con papá, pero en estancias puntuales. En el caso del presidente socialista, los servicios médicos tuvieron que intervenir a causa de un complicado proceso infeccioso.

La prensa local detalló en su momento que fue una actuación dentro del protocolo médico de La Moncloa, motivada por una urgencia. Pero, nunca, hasta la llegada de Mariano Rajoy, el presupuesto de Presidencia se había encargado también de asumir el gasto que supone la atención personal durante las 24 horas a personas consideradas como dependientes.

Los presidentes del Gobierno y sus familias disponen de un servicio sanitario de alto nivel a cargo de los Presupuestos Generales del Estado. Se trata de un equipo médico que también cuida la salud de los altos cargos de Moncloa o de los mandatarios extranjeros en visita oficial.

Las funciones de este equipo son estrictamente médicas y, entre ellas, no está el acompañamiento o la prestación asistencial de la que sí disfruta el padre del presidente de España.