Jo Cox, una política curtida en Europa y el activismo

La diputadad laborista, de 41 años, murió poco después de recibir dos disparos y ser apuñalada en la localidad de Birstall, norte de Inglaterra.
En el lugar del asesinato, personas empezaron a depositar flores en memoria de la diputada.
En el lugar del asesinato, personas empezaron a depositar flores en memoria de la diputada. (EFE)

Londres

Jo Cox, la diputada laborista británica asesinada hoy jueves, era descrita como brillante y compasiva, y procedía del mundo del activismo.

Madre de dos hijos pequeños, de 3 y 5 años, y casada con Darren Cox, la vida de esta joven política de 41 años transcurría entre la barcaza anclada en el Támesis en la que vivía en Londres, y su casa en su demarcación del norte de Inglaterra, en Batley and Spen.

"Jo creía en un mundo mejor y luchó por él cada día de su vida con una energía y celo que hubiera agotado a la mayoría de la gente", explicó su marido Darren Coxen un comunicado.

"No se hubiera arrepentido de nada en la vida, vivió cada día al máximo", añadió.

El primer ministro David Cameron dijo que Cox era una "gran estrella". "Tenía un gran corazón, era muy compasiva", lamentó.

"Era la clase de diputada que te causaba inmediatamente una honda impresión: amable, comprometida, compasiva, y metida en política por todas las buenas razones", explicó Chris Ship, corresponsal político de la televisión ITV, en la web de este medio.

La ministra de Interior, Theresa May, la describió como una de las diputadas "más brillantes".

En su biografía en el parlamento citaba sus principales intereses: "política exterior, desarrollo internacional, educación de los primeros años, y aislamiento social".

Cox era copresidenta del grupo parlamentario Amigos de Siria, y era miembro activa de otros grupos de diputados trabajando en asuntos relacionados con Palestina, Pakistán, o Cachemira.

"En su tiempo libre, disfruta subiendo montañas en Escocia, corriendo y haciendo ciclismo", añadía su biografía.

Cox nació el 22 de junio de 1974 en Dewsbury, en el norte de Inglaterra. Fue a escuelas de la zona antes de estudiar en el liceo de Heckmondwike y luego en la Universidad de Cambridge, convirtiéndose en la primera persona de su familia en lograr un título universitario.

Tras la universidad, empezó a trabajar en el Parlamento, para la diputada laborista Joan Walley, y ayudó a crear la organización pro-europea Britain in Europe.

Su vinculación con Europa se extendió con sus dos años en Bruselas, al servicio de Glenys Kinnock, que fue eurodiputada británica y secretaria de Estado para Europa del gobierno de Gordon Brown.

Tras ello, pasó diez años trabajando para la organización no gubernamental Oxfam, en puestos en Nueva York y de nuevo en Bruselas.

Antes de presentarse a las elecciones de mayo de 2015, que le valieron su escaño por su región natal, Batley and Spen, trabajó con la Fundación de Bill y Melinda Gates, y la Freedom Foundation, que lucha contra la esclavitud moderna, además de estar implicada en varios aspectos de la lucha por mejorar las condiciones de las mujeres.

En 2009, fue elegida para integrar el foro de jóvenes líderes mundiales del Foro Económico de Davos y, en 2008 colaboró en la campaña electoral del presidente estadunidense Barack Obama.