Asesinato de joven palestino desata la violencia en Jerusalén

El crimen, una aparente venganza por la muerte de los tres jóvenes israelíes, provocó duros enfrentamientos entre jóvenes palestinos que lanzaban piedras y cócteles Molotov, y la policía israelí, ...
Jóvenes palestinos se enfrentan a policías israelíes en el barrio de Shuafat, Jerusalén Este
Jóvenes palestinos se enfrentan a policías israelíes en el barrio de Shuafat, Jerusalén Este (EFE)

Jerusalén

El secuestro y asesinato de un joven palestino, en un acto de aparente venganza por la muerte en las mismas circunstancias de otros tres jóvenes israelíes, desató hoy la violencia en Jerusalén. En varios barrios de esta parte de la ciudad ocupada y anexada por Israel, se han registrado violentos enfrentamientos a lo largo del día entre jóvenes palestinos que lanzaban piedras y cócteles Molotov, y la policía israelí, que disparaba pelotas de goma.

Los enfrentamientos proseguían en la noche, según testigos. Hasta el momento, 65 palestinos han resultado heridos, tres de ellos por balas reales, y 18 fueron hospitalizados, según la Cruz Roja. Uno de los barrios más afectados fue el de Shuafat, donde Mohamad Abu Khdeir, de 16 años, fue secuestrado el martes por la noche.

Unas horas después, la policía israelí confirmó el hallazgo de su cuerpo con "marcas de violencia" en un bosque de Jerusalén Oeste. Según varios medios de comunicación, podría tratarse de una venganza tras la aparición, el lunes, de los cuerpos sin vida de los tres jóvenes israelíes secuestrados el doce de junio en Cisjordania.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, pidió al gobierno israelí "que castigue a los asesinos, si quieren la paz entre el pueblo palestino e israelí", y "medidas concretas en el terreno para poner fin a los ataques de colonos". Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que anunció una investigación, lamentó este crimen "abyecto" e instó a todas las partes a no tomarse la justicia por su mano.

El movimiento islamista Hamas, al que Israel acusa del asesinato de los tres jóvenes, prometió que los dirigentes israelíes "pagarán" por los crímenes de "hordas de colonos" a los que acusa de ser los "responsables directos" de este asesinato. En la madrugada de este jueves, un cohete disparado desde la franja de Gaza, controlada por Hamas, alcanzó una vivienda en Sderot, dañó una carretera y provocó una avería de electricidad general en esta ciudad del sur de Israel, según un comunicado del ejército.

Otros diez proyectiles se dispararon con anterioridad, entre ellos, dos cohetes interceptados por la defensa antimisiles israelí, con lo que suman ya 18 en las últimas 24 horas. Unos tres mil manifestantes se concentraron asimismo durante la noche en la ciudad de Gaza convocadas por Hamas para denunciar la muerte del joven palestino.

En Washington, la consejera de Seguridad Nacional del presidente Barack Obama, Susan Rice, tildó de "odioso" el asesinato del joven palestino e instó a israelíes y palestinos a que no caigan en una espiral de represalias. La familia de uno de los tres jóvenes israelíes asesinados en Cisjordania lamentó la muerte del joven palestino.

"La sangre solo tiene un color. Un asesinato es un asesinato, sin importar la nacionalidad o la edad. No hay ninguna justificación, ningún perdón o expiación", añadió la familia. El ministro de Seguridad Pública de Israel dijo que se verificaron "todas las pistas de investigación", pero que el motivo de la muerte no podía "determinarse por el momento".

Según la policía, hay testigos que "vieron cómo se llevaban a la fuerza en un coche" al adolescente, mientras el padre de la víctima confirmó que pruebas de ADN confirmaron su identidad. "Era un coche negro, cuyo conductor había tratado de secuestrar a un niño palestino de 7 años el lunes por la noche", dijo un primo del joven.

Desde el hallazgo de los cuerpos de los tres jóvenes israelíes el lunes en el sur de Cisjordania, la policía israelí ha reforzado sus efectivos en el territorio para prevenir atentados o represalias contra la minoría árabe israelí o los palestinos. El martes, unas 200 personas se concentraron en Jerusalén en una manifestación que degeneró en una "caza al árabe", según testigos.

El ejército también ha decidido actuar "con firmeza" contra los soldados que piden "vengar" la muerte de los jóvenes israelíes en las redes sociales y la policía ha recibido instrucciones para investigar las "incitaciones al odio" que se multiplican en dichas redes. Nentanyahu volvió a convocar hoy su gabinete de seguridad para analizar medidas de represalias antipalestinas, pero según los analistas, la muerte del adolescente palestino reducirá fuertemente su margen de maniobra.