Asesinado un periodista prorruso en Kiev

La muerte por disparos de bala de Oles Buzina, no lejos del centro de la capital de Ucrania, fue la segunda de una personalidad favorable a Rusia en la ciudad en 24 horas.
El periodista ucraniano Oles Buzina, asesinado hoy en Kiev,  en una fotografía del 17 de septiembre de 2012
El periodista ucraniano Oles Buzina, asesinado hoy en Kiev, en una fotografía del 17 de septiembre de 2012 (EFE)

Kiev

Un conocido periodista ucraniano prorruso, Oles Buzina, fue asesinado hoy en Kiev, la segunda muerte por disparos de bala de una personalidad favorable a Moscú en la capital ucraniana en 24 horas.

"El periodista Oles Buzina acaba de ser asesinado en el número 58 de la calle Degtiarivska", no lejos del centro de la ciudad, escribió en su página de Facebook el consejero del ministerio del Interior Anton Guerachchenko, información confirmada por el servicio de prensa del ministerio.

El miércoles por la noche, una personalidad del antiguo gobierno prorruso, el ex diputado del Partido de las Regiones Oleg Kalachnikov, fue encontrado muerto, igualmente a balazos.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, calificó ambos asesinados de "provocación" en beneficio de los "enemigos" de Ucrania, y pidió una investigación "transparente" para esclarecer lo ocurrido.

"Es evidente que ambos crímenes son del mismo tipo. Su naturaleza y sentido político están claros: es una provocación deliberada que ayuda a nuestros enemigos y desestabiliza la situación de Ucrania", afirmó.

Buzina, de 45 años, fue reportero antes de convertirse en redactor jefe del diario Segodnia, financiado por el hombre más rico del país, Rinat Akhmetov, que fue también el principal promotor del Partido de Regiones, formación del expresidente prorruso Viktor Yanukovich. Antes de morir, el periodista hablaba frecuentemente en la televisión rusa sobre la crisis ucraniana.

Hijo de un teniente coronel del KGB, Buzina, que escribía en su web que rusos, ucranianos y bielorrusos son "un solo y único pueblo", y se mostraba partidario de la "federalización" de Ucrania por la que apuesta Rusia, acusaba a Kiev de "querer destruir la cultura rusa".

Los asesinatos de Kalachnikov y de Buzina llegan tras una serie de presuntos suicidios de altos responsables del régimen prorruso, como Olexandre Pekluchenko, ex gobernador o Stanislav Melnik, ex diputado, ambos de la formación de Yanukovich. El hijo menor del ex presidente también fue encontrado muerto a finales de marzo, tras un extraño accidente en minibús.

El Partido de las Regiones, de lejos el más poderoso en Ucrania bajo la presidencia de Yanukovich, ha desaparecido prácticamente de la escena política desde la destitución del ex presidente prorruso en febrero de 2014.