Aseguradoras chinas comienzan a indemnizar a familias del MH370

Las compañías afirman que la gestión de la indemnización comenzó tan pronto como el primer ministro malasio, Najib Raza, dijo el lunes que no había supervivientes.

Pekín

Las aseguradoras chinas declararon hoy que han comenzado a pagar indemnizaciones a las familias de los 154 pasajeros de esa nacionalidad que viajaban en el avión malasio desaparecido, pese a que los parientes mantienen su escepticismo sobre la hipótesis de que el avión "acabó" en el Índico sur.

Las compañías afirman que la gestión de la indemnización comenzó tan pronto como el primer ministro malasio, Najib Raza, dijo el lunes que no había supervivientes, "aunque no haya pruebas concretas o información completa que apoye esta conclusión aún", destaca hoy la agencia oficial Xinhua.

China Life, la mayor aseguradora del país, dijo que tenía 32 clientes a bordo del vuelo MH370 y calcula que el total de la compensación a sus familias será de 9 millones de yuanes (1,46 millones de dólares), de los que aseguró haber pagado ya 7,17 millones de yuanes (1,2 millones de dólares).

"China Life está profundamente conmocionada por las noticias y garantizará que la indemnización y otros servicios vinculados se entregan íntegramente", dijo un portavoz de la compañía hoy, citado por Xinhua.

A su vez, la compañía China Pacific Insurance, con sede en Shanghái, destacó que ya ha ofrecido una primera indemnización por valor de 525.000 yuanes (84.000 dólares), sin especificar a cuántas familias.

Por su parte, Sunshine Insurance afirmó a Xinhua que ha dado ya 500.000 yuanes (80.000 dólares) a los parientes de una familia de tres miembros que iban en el vuelo y New China Life Insurance estimó que su compensación alcanzará el millón de yuanes a repartir entre sus nueve clientes en el avión.

No obstante, algunos abogados chinos, como Li Bin, de la firma Beijing Gaose, aseguran que aún no es apropiado comenzar con los pagos, ya que no hay "pruebas suficientes para declarar muertos a los pasajeros. Sus cuerpos no se han encontrado, y tampoco el avión", dijo al diario South China Morning Post.

Además, añadió, "el Gobierno malasio ha confirmado que se ha estrellado pero el chino no".