Asciende a 16 el número de muertos en derrumbe de edificio en Nairobi

La Cruz Roja, que estableció un centro de rescate para que las familias puedan localizar a los desaparecidos y a los heridos, aseguró que hay 69 personas desaparecidas.

Nairobi

Al menos 16 personas murieron, 69 permanecen desaparecidas y 135 fueron rescatadas con vida después de que un edificio residencial de seis pisos se derrumbara la noche del viernes en un barrio marginal de Nairobi debido a las fuertes lluvias.

"La operación de rescate está actualmente en una fase delicada y hay que buscar el equilibrio entre salvar las vidas de las personas atrapadas y recuperar los cuerpos de aquellos que han fallecido", aseguran fuentes del servicio de emergencia en la zona al diario keniano "The Star".

El edificio de viviendas se vino abajo el viernes por la noche en Huruma, un barrio marginal del nordeste de la capital keniana, que ha sido castigado por los aguaceros más fuertes que ha sufrido la ciudad desde que empezó la estación de lluvias.

La Cruz Roja, que estableció un centro de rescate para que las familias puedan localizar a los desaparecidos y a los heridos, aseguró que hay 69 personas desaparecidas.

Por el momento, 135 personas han sido rescatadas con vida entre los escombros, cuatro de ellas a última hora de ayer, cuando algunos testigos aseguraron oír voces en el lugar del derrumbe.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, acudió ayer al lugar del incidente y ordenó a la Policía la detención del propietario del edificio, después de que fuentes del Gobierno local aseguraran que el Ayuntamiento no había autorizado la construcción del edificio.

El mandatario también pidió a las autoridades que inspeccionen las viviendas que estén en riesgo de hundimiento y que trasladen a los afectados a edificios más seguros.

El responsable de operaciones de emergencia de la Cruz Roja, Mahdi Mohammed, explicó que las tareas de rescate son complicadas porque no pueden utilizar maquinaria pesada.

"Si se utiliza, los escombros podrían derrumbarse y hay que tener mucho cuidado", dijo, además de que la zona es muy estrecha y el acceso resulta complicado, lo que ha provocado momentos "caóticos" tras el accidente.

Las familias que residían en este edificio, con cerca de 200 habitaciones, y en viviendas cercanas han sido trasladados de manera temporal a una escuela de la zona.

Según los medios locales, 23 personas han muerto desde el viernes en Nairobi debido a las lluvias torrenciales.

La Cruz Roja evacuó a unas 1.000 personas en Mathare y Mukuru, dos barrios chabolistas de Nairobi donde las estructuras se erigen con materiales muy precarios, como el barro, y que resultan muy vulnerables ante las fuertes lluvias.

Los vecinos de estas áreas siguen mostrando su preocupación, ya que las precipitaciones persisten en la capital donde, en plena temporada de lluvias, las inundaciones son muy habituales.