Asamblea Nacional declara crisis alimentaria en Venezuela

La mayoría opositora exhorta al gobierno de Maduro a garantizar la disponibilidad y el acceso a los alimentos, mientras el presidente venezolano afirma que hace "magia económica".
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, saluda al secretario general de la UNASUR, Ernesto Samper, de visita en Venezuela
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, saluda al secretario general de la UNASUR, Ernesto Samper, de visita en Venezuela (EFE)

Caracas

La mayoría opositora en la Asamblea Nacional venezolana aprobó hoy un acuerdo para declarar la crisis alimentaria en el país, con la que exhorta al Gobierno del presidente Nicolás Maduro a garantizar la disponibilidad y el acceso a los alimentos.

La moción presentada en la plenaria señala que la seguridad alimentaria se alcanzará impulsando la producción nacional de los sectores agrícola, pecuario, pesqueras y acuícolas, además de promover el desarrollo económico del país.

Ya la Asamblea había aprobado el mes pasado un acuerdo en el que declaró una emergencia humanitaria por la escasez de medicinas, la cual también fue rechazada por la bancada oficialista.

La declaración legislativa fue aprobabada después de un largo debate en el que la bancada opositora insistió en denunciar la escasez de alimentos y medicinas, que mantiene a los venezolanos buscando bienes de consumo en largas filas frente a los comercios.

Expuso que para desarrollar la producción nacional se dictarán medidas de carácter financiero, comercial, de transferencia tecnológica, infraestructura y capacitación de mano de obra, entre otras. Además, se promoverán acciones nacionales e internacionales para compensar las desventajas propias de la actividad agrícola.

La moción dice en su contenido que representantes de todos los sectores han advertido sobre la necesidad de medidas urgentes, para garantizar el suministro de productos alimenticios y, en consecuencia, acordó exigir al Gobierno la presentación de un plan de seguridad alimentaria.

Igualmente, indica que se deben tomar medidas para garantizar el abastecimiento de alimentos y el uso de divisas e importación de materias primas, agroquímicos, repuestos y maquinarias para la producción agrícola en el país.

El diputado opositor Julio Borges presentó el proyecto de declaración, con al propósito de que el Gobierno aplique medidas inmediatas para recuperar la producción nacional.

"La realidad es que la economía murió y que aquí no se produce", dijo Borges y denunció que desde 2007 el Gobierno bolivariano expropió más de mil empresas, incluyendo casi 300 productoras de alimentos. Agregó que la producción de rubros agrícolas ha tenido una caída de 87 por ciento, lo que se manifiesta en escasez e incremento de precios.

"Antes nos abastecíamos de arroz y ahora nos llega de Estados Unidos, también con la carne sucedió lo mismo... Hoy es necesario declarar el tema alimentario como prioridad y que el gobierno se declare en emergencia para resolver este problema", señaló.

A su vez, el diputado oficialista Ricardo Molina defendió la bandera del Gobierno y afirmó que se busca declarar una crisis alimentaria con el própósito de una intervención extranjera.

"Antes el 70 por ciento de la población venezolana pasaba hambre y hoy no hay desnutrición, gracias a la revolución bolivariana y a la política alimentaria del gobierno revolucionario. Quienes nunca pasaron hambre no saben lo que es eso", aseveró.

Molina dijo que la bancada opositora se contradice en sus proyectos, pues rechazó el reciente decreto de emergencia económica que propuso el presidente Nicolás Maduro para efrentar los problemas y ahora sale con una declaración de crisis alimentaria.

Además, señaló que de aprobarse la declaración de emergencia alimentaria su bancada pedirá a Maduro "intervenir" la mayor productora de alimento del país, Empresas Polar, para que "sincere" su producción de harina de maíz, uno de los bienes más escasos. 

"Magia económica": Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que desde hace tiempo está haciendo "magia" para sostener el desempeño económico del país, en medio del desplome de los precios del petróleo, principal sostén de la economía venezolana.

"Estamos haciendo magia, ya no de ahora, de hace varios meses atrás para mantener los suministros del país, para seguir cumpliendo con las cuentas externas y compromisos para mantener la producción y más en estos tiempos que estamos casi ras con ras (igual) en el costo del barril petrolero", afirmó.

En un acto oficial en la región central de Carabobo, Maduro dijo que el petróleo venezolano se cotizó hoy en 21.90 dólares, con lo que no es posible financiar una ley que aprobó hoy la mayoría opositora en la Asamblea Nacional para otogarle un bono especial a los pensionados, lo cual calificó de "demagogia".

"El petróleo hoy cerró en 21.90 dólares. La guerra en los mercados petroleros ha golpeado duramente y nosotros nos estamos moviendo. Vemos la inestabilidad y la debilidad del mercado y los precios", señaló.

Recientemente, el ministro de Petróleo y Minería, Eulogio Del Pino, reveló que el costo de producción del barril venezolano es de 13 dólares, y según Maduro el precio se está acercando a esa marca.

El presidente afirmó que la caída del petróleo se debe a una "estrategia obsecada" del imperio estadunidense y del Pentágono que ha llevado a que esta "guerra destructiva" a todos los países.

"Porque están haciendo daño a todos y comienza a afectar la economía del mundo que se amenaza como una crisis financiera. Por ejemplo, una empresa X, una transacional del mundo, declaró pérdidas por 1,200 millones de dólares y despidió a diez mil trabajadores, una empresa de un país de Suramérica, que no voy a nombrar porque yo no me meto con otros países, declaró pérdidas por 400 millones y despidió 40 mil trabajadores", expuso.

Maduro señaló que su Gobierno declaró una emergencia económica, que la Asamblea rechazó formalizar con el decreto que propuso, y que esa "emergencia se va a mantener".

"Si no fuera por el modelo social de proteger el empleo, si no fuera por las misiones y las grandes misiones (sociales), ¿qué sería de Venezuela? Por eso esta tormenta dura nos debe encontrar a nosotros más duros todavía. Solos no podemos salir de esto", dijo al solicitar la unidad del país ante la coyuntura.

Maduro señaló que su plan para promover catorce "motores" económicos, desde el sector petrolero hasta turismo e industria alimentaria, impulsarán la economía nacional. Dijo que con el declive del modelo rentista petrolero la "disyuntiva" que enfrenta el país es "constuir una nueva economía que no dependa de ningún 'pelucón' (rico)".

"Nosotros lograremos la recuperación de la economía ante la prueba que nos ha puesto la vida", aseveró.