Presidente catalán califica de cobarde a gobierno español

Artur Mas reaccionó así ante los trámites que inició el gobierno de Mariano Rajoy ante el Tribunal Constitucional para impugnar la votación independentista de esta comunidad española.
Artur Mas, presidente de la Generalitat catalana, en una sesión en el parlamento de Cataluña
Artur Mas, presidente de la Generalitat catalana, en una sesión en el parlamento de Cataluña (AFP)

Barcelona

El presidente regional de Cataluña, Artur Mas, acusó este miércoles de "cobarde" al gobierno español que impugnará la simbólica votación independentista del 9 de noviembre impulsada en sustitución del referéndum inicial, suspendido por el Tribunal Constitucional tras un recurso de Madrid.

"Es de cobardes utilizar el Tribunal Constitucional para hacer un trabajo que debería ser política", afirmó el líder nacionalista en el parlamento de esta rica región nororiental, donde el independentismo ha crecido en los últimos años a la sombra de la crisis económica y el creciente conflicto político con Madrid.

Con el referéndum suspendido por este tribunal al admitir un recurso del gobierno español de Mariano Rajoy, Mas anunció el 14 de octubre un nuevo formato de votación sin censo oficial ni junta electoral, cuyo resultado difícilmente puede ser representativo.

Inicialmente, Rajoy definió como una "excelente noticia" la marcha atrás del presidente catalán pero el lunes inició los trámites para impugnar ante el Tribunal Constitucional esta votación bautizada como "proceso de participación ciudadana".

El gobierno catalán no ha convocado oficialmente el escrutinio y evita aprobar ningún documento oficial para organizarlo, que sea susceptible de ser impugnado, por lo que existen dudas sobre en qué se basará el recurso que el ejecutivo central quiere aprobar este viernes.

"Lo que se llevará al Tribunal Constitucional es su intención de querer engañar al Estado (...) de hacer un simulacro de referéndum que no tiene garantías democráticas, porque no hay censo ni garantías en el voto", explicó la líder en Cataluña del Partido Popular de Rajoy, Alicia Sánchez Camacho.

"El problema que tienen ustedes es que no saben qué hacer y tienen que recurrir intenciones. Hemos llegado al punto en España en que se pueden recurrir intenciones. Viva, viva la democracia española", le respondió Mas.

El presidente regional afirmó que "todo está en marcha" para esta votación que él mismo reconoció no sería la definitiva para solucionar la cuestión catalana.

Ante el rechazo de Madrid a permitir un referéndum que consideran ilegal, Mas apostó por unas elecciones regionales en la que los partidos independentistas se presenten en una lista conjunta. De momento, no existe acuerdo entre las fuerzas soberanistas que, aun así, reclaman estos comicios cuanto antes.