Arrestan a cura del Opus Dei por filtrar documentos papales

El Vaticano explicó en un comunicado que el religioso español presuntamente está vinculado con la publicación libros que contienen textos confidenciales.
Gianluigi Nuzzi, autor de Via Crucis, obra con  información reservada sobre la sede pontificia.
Gianluigi Nuzzi, autor de Via Crucis, obra con información reservada sobre la sede pontificia. (Domenico Stinellis/AP/Archivo)

Ciudad del Vaticano

El religioso español Lucio Ángel Vallejo Balda, miembro del Opus Dei, fue detenido y acusado de sustracción y divulgación de documentos reservados, confirmó ayer el Vaticano.

Monseñor Vallejo Balda fue secretario de la ya disuelta Comisión investigadora de los organismos económicos y administrativos de la sede pontificia, señalaron en un comunicado de prensa.

Vallejo Balda fue detenido junto a la seglar italiana Francesca Chaouqui, que también fue miembro de la misma comisión y que después fue puesta en libertad por colaborar con la justicia vaticana; la situación del clérigo español aún es analizada por los fiscales, añadió la sede papal.

El Vaticano informó de que ambos fueron arrestados después de ser interrogados entre el sábado y el domingo pasados, en el contexto de las investigaciones que se están llevando a cabo en relación a un supuesto acceso a archivos reservados del Vaticano.

Además, explicó que las investigaciones siguen abiertas y recordó que "la divulgación de noticias y documentos reservados es un delito" contemplado en la legislación del Estado.

TRAICIÓN AL PAPA

Al informar sobre las detenciones, la sede pontificia hizo referencia a la próxima publicación de libros sobre textos confidenciales que ha anunciado la prensa, y señaló que eso es una "una grave traición a la confianza del papa".

Medios italianos informaron ayer sobre la aparición de dos títulos con documentos supuestamente de archivos vaticanos: Avaricia, de Emiliano Fittipaldi, y Via Crucis, de Gianluigi Nuzzi.

El Vaticano señaló que aquellas personas que se vean involucradas en esas publicaciones "se aprovechan de la entrega de documentación reservada.

"Las publicaciones de este tipo no ayudan de ninguna manera a la claridad y a la verdad, sino que generan confusión e interpretaciones parciales y tendenciosas. Es necesario evitar la equivocación de pensar que eso ayuda de alguna manera a la misión del papa", agregó el comunicado.

SORPRESA Y DOLOR

La oficina en Roma de la prelatura pontificia del Opus Dei manifestó "sorpresa y dolor" por la noticia del arresto y aseguró que "no dispone de ninguna información sobre el caso".

Además, tomó distancia del implicado, pues aunque reconoció que Vallejo Balda pertenece a la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, una asociación de presbíteros "intrínsecamente unida al Opus Dei", aclaró que la prelatura no puede intervenir ni en el ministerio pastoral ni en trabajos que desarrollan en sus diócesis o en el Vaticano.

Recordó que Vallejo Balda fue llamado a trabajar en Roma por el mismo Vaticano (en tiempos de Benedicto XVI), con la anuencia del obispo de su diócesis, la de Astorga en España.

"La prelatura del Opus Dei no intervino ni supo de esa decisión hasta que se hizo pública: los superiores de Vallejo son los del Vaticano y el obispo de la diócesis donde está incardinado (Astorga)", subrayó el movimiento católico.

"Si la acusación se demostrase cierta, sería particularmente doloroso por el daño hecho a la Iglesia", concluyó.

PERFIL DEL ACUSADO

Nacido el 12 de junio de 1961, Vallejo Balda cursó su carrera eclesiástica en España e inició su ministerio en su diócesis de Astorga, demarcación eclesiástica de la cual fue designado administrador general en 1991.

Allí fue también secretario del Consejo Diocesano para los Asuntos Económicos, administrador del Instituto Sagrada Familia, director del Consejo de Administración de la Mutual del Clero y Administrador del Colegio Diocesano de San Ignacio.

En septiembre de 2011 Benedicto XVI lo nombró secretario de la Prefectura de los Asuntos Económicos de la Santa Sede. Desde entonces fue catalogado como una de las "estrellas nacientes" de la Curia Romana.

En 2013 el papa Francisco volvió a confiar en él como secretario de la Comisión Investigadora de los Organismos Económicos y Administrativos del Vaticano, instituida en julio de ese año para asesorarle en la reforma a las estructuras administrativas y económicas de la sede papal.

En febrero de 2014, Vallejo Balda difundió que iba a ser nombrado número dos de la Secretaria de Economía, un ministerio recientemente creado por Francisco, aunque finalmente su nombramiento no se anunció.

En mayo de 2014 participó en una lujosa comida a la que asistieron religiosos, empresarios y periodistas en la azotea de la prefectura vaticana de Asuntos Económicos durante la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, un acto que no contó con la simpatía del papa, según los medios italianos.