Arrestan a legisladores y dreamers frente al Capitolio

Los demócratas Luis Gutiérrez, Charles Rangel, así como el líder afroamericano de los derechos civiles, John Lewis, fueron arrestados por bloquear la Primera Avenida.

Washington

Un grupo de legisladores estadunidenses demócratas y líderes comunitarios comenzaron hoy a ser arrestados frente al Capitolio por bloquear la Primera Avenida, durante una protesta para demandar una reforma migratoria.

El demócrata por Illinois Luis Gutiérrez y el líder afroamericano de los derechos civiles John Lewis, así como el demócrata de Nueva York Charles Rangel figuraron entre los arrestados, junto con decenas de jóvenes activistas y sindicalistas.

Los detenidos incluyen al congresista demócrata Luis Gutiérrez, uno de los más conspicuos promotores de la reforma, que está actualmente estancada en la Cámara de Representantes estadunidense.

"Hoy vine a sacrificar mi propia libertad, en beneficio de la libertad de aquellos que no tienen ninguna. Nuestra política migratoria está quebrada y es preciso corregirla ahora mismo", dijo Gutiérrez poco antes de su arresto.

Los legisladores, así como decenas de manifestantes que se encontraban sentados bloqueando una calle frente al Capitolio, el Congreso estadunidense, fueron conducidos arrestados con las manos atadas a la espalda con correas plásticas. A pocos metros de distancia, la muchedumbre saludó a cada manifestante arrestado y dedicó un ensordecedor abucheo a los agentes policiales.

Los manifestantes formaron una hilera humana frente al Capitolio, con demandas de un fin a las deportaciones de los inmigrantes indocumentados y una urgente reforma migratoria. Al grito de "si se puede, si se puede", los partidarios de la reforma migratoria coreaban individualmente cada una de las detenciones por parte de agentes de la Policía del Capitolio.

La marcha "Camino Americano" fue convocada por diversas organizaciones sociales, sindicales y religiosas, para pedir el fin inmediato de las deportaciones y la aprobación de la reforma migratoria tal como fue aprobada por el Senado. La marcha en Washington fue el último episodio callejero en favor de la reforma migratoria, luego de las manifestaciones del sábado en más de 160 ciudades estadunidenses.

El Senado, dominado por los demócratas del presidente Barack Obama, aprobó en junio un proyecto que contempla una vía para otorgar, bajo condiciones estrictas y al final de un período transitorio de por lo menos trece años, la nacionalidad estadunidense a millones de inmigrantes ilegales, en su gran mayoría de origen latino.

Pero la oposición republicana, que controla la Cámara de Representantes, rechaza la propuesta del Senado, considerándola una "amnistía" a las personas sin papeles, y se niega a someterla a votación en el plenario.

Durante la manifestación, Gutiérrez exigió al presidente republicano de la Cámara, John Boehner, que permita la votación. "Estamos aquí para exigir que el presidente Boehner y el liderazgo republicano nos den oportunidad de votar la reforma migratoria", afirmó.

El incidente, que se produjo en medio de la crisis presupuestal en el Congreso, tuvo lugar después de una masiva concentración a favor de la reforma en el Paseo Nacional, donde participaron grupos de música como los mexicanos Tigres del Norte.

Una multitud estimada por los organizadores en alrededor de diez mil personas se reunió para un mitin en favor de la reforma migratoria en el 'Mall', una explanada en el centro de Washington, y posteriormente marchó hacia el Capitolio.