Armas químicas se usaron en Siria cinco veces: ONU

El informe de los inspectores no designa a los responsables de estos presuntos ataques, ya que no entraba en el mandato de los investigadores, mientras el ejército sirio lanza una amplia ofensiva ...
Un niño sirio juega en medio de la nieve mientras su madre le observa desde su casa, destruida en los combates, en Alepo
Un niño sirio juega en medio de la nieve mientras su madre le observa desde su casa, destruida en los combates, en Alepo (AFP)

Beirut, Damasco

La ONU determinó que se usaron cinco veces armas químicas en Siria, donde las recientes victorias de los yihadistas sobre los combatientes rebeldes más moderados preocupa a Estados Unidos. Mientras que los combates prosiguen en el terreno, una ola de frío seguía causando estragos en Siria y los países vecinos, agravando la situación de unos tres millones de refugiados que viven a menudo en condiciones precarias.

En el informe final transmitido el jueves al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, los inspectores citan "pruebas" o "informaciones creíbles" que tienden a probar el uso de armas químicas en Ghuta, Jobar y Ashrafieh Sahnaya (cerca de Damasco), así como en Jan al Asal (cerca de Alepo, norte) y Saraqueb (noroeste). Sin embargo, el informe no designa a los responsables de estos presuntos ataques, punto que no entraba en el mandato de los investigadores.

La misión de los inspectores, cuya investigación se prolongó del 26 y al 29 de agosto, recogió "pruebas flagrantes y convincentes del uso de armas químicas contra civiles, incluidos niños, en una escala relativamente grande en la región de Ghuta de Damasco el 21 de agosto", sostiene el documento. Este viernes, Ban Ki-moon llamó a la comunidad internacional a sancionar a los autores de los ataques con armas químicas en Siria.

"La comunidad internacional tiene la responsabilidad moral y política de sancionar a los responsables con el fin de prevenir otros incidentes y asegurarse de que las armas químicas jamás vuelvan a ser una herramienta de guerra", declaró Ban ante la Asamblea General de la ONU. "Deploro en los términos más firmes la utilización de armas químicas en Siria, lo que constituye un insulto a los valores universales de la humanidad", agregó. Hace unos meses, Estados Unidos anuló 'in extremis' un ataque contra el régimen sirio, acusado de haber perpetrado una ofensiva que dejó cientos de víctimas.

Desde entonces, los rebeldes han sufrido varias derrotas contra las fuerzas del régimen, que han logrado retomar varios bastiones rebeldes. La situación de los rebeldes se agravó aún más debido a divisiones internas --varios grupos yihadistas abandonaron en noviembre el Ejército Sirio Libre (ESL, combatientes moderados)-- y la ascensión de grupos yihadistas que, al mismo tiempo que combaten contra el régimen, han emprendido luchas contra otros grupos rebeldes.

Los contratiempos que enfrenta la oposición siria moderada, que pierde fuerza ante los islamistas y yihadistas, son un "gran problema", dijo el jueves el secretario de Defensa estadunidense, Chuck Hagel. "Continuamos apoyando al general Idriss y a la oposición moderada", dijo Hagel. "Pero esto es un problema, quiero decir, lo que ocurrió aquí, es un gran problema. Y tendremos que resolverlo y manejarlo con el general Idriss y la oposición moderada", estimó, en referencia al jefe del Estado mayor del ESL.

En este contexto, el ex director de la CIA Michael Hayden estimó que una victoria de Bashar al Asad en Siria podría ser "el mejor de tres escenarios muy, muy horribles", ninguno de los cuales contempla la victoria de los rebeldes. Hayden estimó que la evolución más probable es "la disolución" del país en facciones rivales, que a su criterio provocaría "el nacimiento de una nueva zona sin gobierno".

Por el momento, no se perfila ninguna solución para este conflicto que ha dejado más de 126 mil muertos. Una conferencia de paz está prevista en enero en Suiza pero el régimen y la oposición defienden puntos de vista antagónicos sobre el porvenir del presidente Bashar al Asad. Este conflicto que comenzó hace dos años y medio ha dejado además millones de desplazados y refugiados, cuya situación es cada vez más preocupante, según varias ONG.

Amnistía Internacional acusó a los países europeos de erigir una "fortaleza" para protegerse de los refugiados sirios. "La Unión Europea ha fracasado en cumplir su papel de refugio para las personas que han perdido todo, excepto su vida", estimó el secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty. "Los dirigentes europeos deberían sentir vergüenza", agregó. Los miembros de la UE "han propuesto abrir sus puertas a unos doce mil refugiados provenientes de Siria, es decir únicamente a un 0.5% de los 2.3 millones de personas que han huido del país", según esta organización.

En el campo de batalla, el ejército sirio lanzó hoy una amplia ofensiva en la localidad de Adra, a unos 40 kilómetros al norte de Damasco, en respuesta a una supuesta "masacre" de civiles perpetrada por terroristas, como el régimen del presidente Bashar Al Asad denomina a sus adversarios. Una fuente militar, citada por la agencia de noticias oficial, Sana, señaló que los soldados iniciaron la operación tras rodear Adra e irrumpir en las guaridas de los "terroristas". Sana destacó que combatientes del Frente al Nusra, vinculado a la red terrorista Al Qaeda, cometieron el miércoles una matanza de civiles en esa ciudad, aunque no ofreció cifra de víctimas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos apuntaba ayer que, según informaciones no confirmadas, ciudadanos drusos y chiitas habían muerto en Adra a manos de los yihadistas, aunque tampoco dio una cifra de muertos o heridos. El Gobierno sirio condenó hoy la muerte de civiles en esa localidad, que, destacó, refleja la "venganza de los terroristas", respaldados por Catar, Arabia Saudí y Turquía, contra la población civil. Adra acoge uno de los polígonos industriales más grandes de Siria y es próxima a la región de Al Qalamun, fronteriza con el Líbano, donde el ejército inició una ofensiva a mediados de noviembre para expulsar a los opositores.