Ariel Sharon, el guerrero israelí

Aficionado a la agricultura, Sharon pidió ser enterrado en el campo junto a los restos de su esposa
Políticos de varias naciones se dieron cita para despedir al ex primer ministro
Políticos de varias naciones se dieron cita para despedir al ex primer ministro (Reuters)

Tel Aviv

La última morada de Ariel Sharon sobre la colina de lasAnémonas encaja con el hombre y su personalidad. La sepultura del ex primerministro israelí en su adorada granja en el desierto de Neguev es sencilla,modesta y cercana a la tierra. Y allí fue sepultado hoy, junto a la tumba de suesposa Lily, fallecida en 2000.

Aficionado a la agricultura, Sharon prefería ser enterradoallí, en el campo, que en el Monte Herzl en Jerusalén, sobre el que descansanotras importantes personalidades de la historia de Israel.

Su estampa robusta le valió el apodo de"bulldozer". El ex primer ministro británico Tony Blair lo describióhoy en el funeral oficial en Jerusalén como valiente y nada ortodoxo, perotambién cálido, gracioso, encantador y apasionado. En una ocasión Sharon lereveló a un periodista que tenía una pasión secreta por las películasrománticas.

Sus hijos Omri y Gilad tenían lágrimas en los ojos cuandouna cantante interpretó su canción favorita, "Venimos ambos del mismopueblo", de Naomi Schemer.

Sharon, que fue jefede gobierno de Israel entre 2001 y 2006, fue "un hombre complejo", selimitó a decir el vicepresidente estadounidense, Joe Biden. A veces causaba"controversias e incluso condenas", dijo, pero vivió en "tiemposdifíciles".

"Se puede pensar bien o mal de Arik Sharon, coincidircon él o no", dijo Blair. Pero Sharon siempre persiguió "un objetivonoble": Siempre luchó por un futuro seguro para Israel. "Cuando esosignificó luchar, luchó. Cuando significó hacer la paz, buscó la paz. Y tuvo lamisma determinación férrea en el campo de batalla que en la diplomacia"dijo Blair, que conoció muy bien también de forma privada a este peso pesado dela política. Sharon "soñaba con la paz", pero a veces dejaba"escombros" en su camino.

A los palestinos, ninguna de estas declaraciones lessatisface. Para ellos Sharon es "el carnicero de Beirut", a pesar dehaber sido quien inició la retirada de la Franja de Gaza. Sharon era ministrode Defensa cuando en 1982, durante la Guerra del Líbano, milicias cristianasaliadas con Israel asesinaron a cientos de palestinos en los campos derefugiados de Sabra y Shatila. Más adelante se le atribuyó parte de laresponsabilidad y tuvo que renunciar.

En el año 2000, como líder de la oposición, Sharon desató unsegundo levantamiento palestino con una provocativa visita al Monte del Temploen Jerusalén. Y después reprimió la Intifada como jefe de gobierno.

Queda la duda de si Sharon hubiera impuesto una segunda granretirada de Cisjordania y un acuerdo de paz con los palestinos si el 4 de enerode 2006 no hubiera sufrido el derrame cerebral que lo alejó de la vidapolítica. En aquel entonces, se había convertido en estadista y gozaba deenorme popularidad en Israel.

Quizá hoy en día habría paz en Cercano Oriente si Sharon nose hubiera enfermado, especuló Biden. "Como jefe de gobierno sorprendió amuchos", dijo el vicepresidente estadounidense. "Nos dejó demasiadopronto".