Argentina reclama a HSBC 3,500 mdd por capital fugado en 2006

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, explicó que su gobierno espera del banco "que repare el daño causado a las finanzas públicas" argentinas.
El funcionario Ricardo Echegaray hizo el pedido a Londres.
El funcionario Ricardo Echegaray hizo el pedido a Londres. (Justin Tallis/AFP)

Londres

El gobierno argentino solicitó, en Londres, al banco británico HSBC Holdings repatriar unos 3 mil 500 millones de dólares de capital fugado en 2006 del país sudamericano a través de su sede en Suiza.

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, explicó que su gobierno espera del banco "que repare el daño causado a las finanzas públicas" argentinas y muestre "una conducta pública de que no es un banco que causa perjuicio a los gobiernos".

"Queremos saber, en primer lugar, si HSBC Holdings apoyó la conducta de su rama en Argentina y, en segundo lugar, la repatriación de fondos, que según nuestros datos asciende a 3,500 millones de dólares", resumió Echegaray.

El funcionario asistió ayer, como espectador, a la sesión de la Comisión de Cuentas Públicas de la Cámara de los Comunes, donde declaró el consejero delegado del grupo HSBC, Stuart Gulliver, y el secretario permanente del HMRC (fisco británico), Edward Troup.

Al director de la AFIP le interesa saber si HSBC Holdings, la matriz del grupo bancario internacional, "respalda la actitud de su filial argentina", a través de la cual se organizó la fuga de capitales argentinos a Suiza y su consiguiente evasión fiscal, precisó Echegaray.

Por ello, la AFIP reclama al banco la repatriación de los capitales que, se sabe, "salieron ilegalmente" del país en 2006, según reveló la llamada lista Falciani, compilada por un ex empleado de la sucursal suiza del banco y que fue remitida a varios países.

El titular de la AFIP subrayó que la cantidad de 3 mil 500 millones de dólares "solo se refiere a un día de 2006", por lo que el monto traspasado a Suiza y posiblemente evadido del Estado argentino en los años en que se produjeron las irregularidades podría ser muy superior.

La AFIP denunció penalmente al HSBC el 26 de noviembre en Argentina luego de acceder a una lista de 4 mil 40 clientes con cuentas opacas en la filial suiza, que le facilitó el gobierno francés en virtud de un acuerdo bilateral tributario firmado en 2007.

En tanto, Chris Meares, ex director general del grupo HSBC y ex consejero delegado de su división de banca privada, rechazó cualquier responsabilidad por las "acciones individuales" de directivos en Suiza que habrían facilitado la evasión a sus clientes.