Argentina busca el apoyo de México para presidir la ONU

La canciller argentina Susana Malcorra inicia hoy una visita al país para participar en la reunión de la Cepal y fortalecer las relaciones con México en comercio, energía e integración regional.
La canciller argentina Susana Malcorra.
La canciller argentina Susana Malcorra. (AFP)

Buenos Aires

La canciller argentina Susana Malcorra inicia este martes una visita a México para participar del sexto período de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y fortalecer las relaciones bilaterales con el gobierno de Enrique Peña Nieto en temas de comercio, energía e integración regional.

La llegada de Malcorra se produce poco después que el presidente Mauricio Macri oficializara la candidatura de la diplomática para suceder a Ban Ki-moon como secretario general de Naciones Unidas. La diplomática argentina -que compite contra otros nueve candidatos-, necesita el respaldo pleno de América Latina y confía que el apoyo de México sería decisivo a nivel continental para acceder al máximo cargo de la ONU.  

Antes de dirigir la diplomacia argentina, Susana Malcorra se desempeñó como jefa de gabinete de Ban Ki-moon y, en caso de resultar electa, sería la primera mujer en acceder a la cúspide de la ONU.

 Macri destacó que "la experiencia diplomática de la canciller contribuirá a aportar soluciones creativas ante los desafíos que enfrenta la organización". La postulación quedó formalizada a través de una carta que el mandatario envió al presidente de la Asamblea General del organismo, Mogens Lykketoft, y al titular del Consejo de Seguridad, Amr Abdellatif Aboulatta.

Macri recordó la "larga trayectoria profesional en los sectores público y privado, incluida la tarea que cumplió en la ONU durante más de una década".

Este año se desterró una suerte de "acuerdo de caballeros" que regía la selección: los candidatos debían provenir solo de la región a la cual le tocaba su turno. Este año era el turno de Europa del Este. Pero la irrupción de candidatos del resto de Europa y de Oceanía cambió el juego, y ese fue uno de los motivos que alentó la candidatura de Malcorra.

Entre los otros postulantes hay cuatro mujeres y cinco hombres. Cuatro han sido mandatarios de sus países. La gran favorita hasta el momento ha sido la búlgara Irina Bokova, 63 años, directora general de la Unesco. Más allá de sus pergaminos –fue legisladora y canciller–, Bokova reunía tres atributos que la colocaron al tope de la lista: es mujer, proviene de un país de Europa del Este y contaría con el visto bueno de Moscú.

La lista de candidatas mujeres la completan Nathalia German, 47, de Moldavia, ex canciller y viceprimera ministra; Vesna Pusic, 63, croata, conocida por su progresismo a ultranza y su defensa de la integración europea y los derechos de los homosexuales, y Helen Clark, antigua primera ministra de Nueva Zelanda y única candidata de Oceanía.

Nueve candidatos, la mayoría europeos, se han postulado ya para suceder a Ban Ki-moon. Susana Malcorra es la décima, y la única de América Latina.

La canciller argentina enfrenta una dura contienda. Para ser elegida, deberá conseguir el guiño de dos presidentes: Barack Obama, de Estados Unidos, y Vladimir Putin, de Rusia, los dos países más poderosos de los cinco con poder de veto en el Consejo de Seguridad, que propondrá un candidato a la Asamblea General, que luego votará para decidir el elegido.

"La decisión va a ser entre Obama y Putin, y se acabó", resumió a MILENIO una alta fuente diplomática de América Latina en la ONU.

Si bien Malcorra representa a América Latina, que con Europa del Este parecen gozar esta vez de preferencias, el hecho de ser argentina podría ponerla en dificultades con el Reino Unido, uno de los cinco miembros del Consejo de Seguridad, con derecho a veto. Aunque su reciente paso por Londres parece haber limado esa aspereza, derivada del caso Malvinas.

Si resulta electa al frente de la ONU, Malcorra sería la primera mujer que asume el cargo desde que el organismo fue creado en 1945, en tanto que América Latina volvería a ocupar el puesto por segunda vez. El único representante de la región que lo ejerció fue el peruano Javier Pérez de Cuéllar (1982-1991).

Malcorra cumplió diversas funciones en su pasada gestión como funcionaria de la ONU, entre ellas, la jefatura de operaciones y la dirección ejecutiva adjunta del Programa Mundial de Alimentos, y la jefatura de gabinete del secretario general.

Estuvo vinculada desde sus comienzos con la elaboración de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y cuenta con conocimiento y capacidad para promover su implementación en todo el mundo.

El proceso de selección se extenderá hasta octubre. La práctica ha sido que el Consejo de Seguridad presente solo un candidato a la Asamblea General, pero este año, en el cual la elección se ha desmarcado respecto del pasado, no se descarta que los cinco miembros permanentes permitan que más de una persona sea sometida al voto de todos los países miembros