Argentina denuncia operaciones de inteligencia internacional en caso Nisman

El canciller argentino Héctor Timerman leyó en un mensaje televisado las cartas que envió hoy a los gobiernos de EU e Israel, en vísperas de una marcha opositora en repudio de la muerte del fiscal.
El canciller argentino, Héctor Timerman, defiende la postura de su gobierno en el caso del fiscal Alberto Nuisman
El canciller argentino, Héctor Timerman, defiende la postura de su gobierno en el caso del fiscal Alberto Nuisman (AFP)

Buenos Aires

El canciller Héctor Timerman dijo hoy que Argentina es blanco de operaciones de inteligencia vinculadas al conflicto de Oriente Medio, en vísperas de una marcha opositora multitudinaria en repudio a la muerte de un fiscal que investigaba un atentado antisemita de 1994.

"El pueblo argentino no puede tolerar ser el teatro de operaciones de inteligencia de hechos que le son completamente ajenos a su historia, idiosincracia y costumbres", dijo Timerman en un mensaje televisado al leer sendas cartas enviadas hoy a los gobiernos de Estados Unidos e Israel.

El gobierno sostiene que el conflicto de Oriente Medio y las últimas masacres que involucran a yihadistas son el contexto de la muerte de un fiscal que acusó a Irán del ataque contra la mutual judeo-argentina AMIA con saldo de 85 muertos y 300 heridos, hace 21 años, en julio de 1994.

Cuatro días antes de su misteriosa muerte, Nisman había denunciado a la presidenta Cristina Kirchner por un presunto intento por proteger a los ex gobernantes iraníes, entre ellos el ex mandatario Ali Rafsanjani, imputados del ataque por el fiscal en 2005.

Marcha de silencio

La movilización del miércoles fue convocada por sectores judiciales enfrentados al gobierno y los principales candidatos presidenciales de la oposición a las elecciones de octubre.

La marcha será en silencio, a un mes de ser hallado el cadáver del fiscal Alberto Nisman obstruyendo la puerta del baño de su apartamento y con un orificio de bala en la sien por el disparo de una pistola calibre 22 que le había pedido un día antes a un colaborador judicial.

"Estimamos una concurrencia de unas 300 mil personas", dijo hoy el subjefe de la policía metropolitana Ricardo Pedace, sobre un mitin que el gobierno calificó de "golpista". La oposición, en cambio, afirma que Nisman fue una víctima del gobierno.

La jueza Sandra Arroyo Salgado, ex esposa de Nisman, unión de la que nacieron dos hijas, anunció hoy que asistirá a la marcha, tras haber pedido ante el Congreso que no se politice la causa.

"¿Qué gana Cristina Kirchner con la muerte de Nisman? ¿Para qué provocarla? Es casi un absurdo", dijo hoy el escritor y filósofo Vicente Zito Lema, ex director de la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo.

Desde el bando contrario, la escritora y ensayista Beatriz Sarlo sostuvo que hay "una extrema gravedad institucional desatada por la muerte violenta" del fiscal, en un debate entre decenas de intelectuales a favor y en contra del mitin.

Polémica por pacto con Irán

Timerman manifestó que Argentina se ha convertido en blanco "de otros estados en sus intereses geopolíticos y de una campaña de propaganda abierta o encubierta".

En la carta enviada al secretario de Estado estadunidense John Kerry, el canciller dijo que "Argentina lamenta" que Washington "no haya aceptado nuestro pedido de que la causa AMIA sea incluida en la negociación con Irán. Hoy vuelvo a solicitarle que sea incluida", insistió.

Estados Unidos, acompañado por otras cinco potencias (Francia, China, Rusia, Gran Bretaña y Alemania), mantiene conversaciones para evitar que Irán desarrolle armas nucleares.

Argentina firmó en 2013 un acuerdo con Irán para llevar a los ex gobernantes sospechosos frente a una comisión investigadora internacional, ante la parálisis de dos décadas en la causa AMIA.

Pero el fiscal Nisman y los líderes de la numerosa colectividad judía argentina se opusieron en forma enérgica, con el argumento de que Teherán no es confiable. El 14 de enero pasado Nisman acusó a Kirchner de encubrir a los iraníes a cambio de recibir petróleo, aunque el crudo de Teherán es inutilizable en las refinerías argentinas.

Nisman también dijo en su acusación a Kirchner que pidió levantar los pedidos de captura internacional de los iraníes, pero Interpol lo desmintió.

¿Suicidio u homicidio?

La fiscal del caso Nisman, Viviana Fein, afirmó hoy a Radio 10 que aún "no se sabe qué es lo que ocurrió" en el apartamento de Nisman y reiteró que pudo ser suicidio u homicidio.

Consultada sobre cómo pudo un supuesto asesino matarlo y luego salir por una puerta obstruida por el cadáver, respondió que "no se puede descartar ninguna hipótesis".

Fein también desestimó, por "ser descabellada y totalmente falsa", una declaración a la prensa local de una de las testigos espontáneas de la escena de la muerte, según la cual hubo irregularidades en las diligencias cumplidas en la casa del fiscal la madrugada del 19 de enero, horas después del deceso.

Natalia Fernández, de 26 años, relató en una entrevista publicada hoy por el diario Clarín una larga lista de irregularidades en el operativo que se desarrolló en la vivienda de Nisman la noche del 18 de enero, cuando fue encontrado en el baño de la casa con un tiro en la cabeza, cuatro días después de denunciar a la presidenta argentina por encubrimiento de terroristas.

La joven, que ejerció de testigo imparcial del operativo -requisito habitual en este tipo de casos en Argentina-, explicó que presenció cómo los agentes repasaron la documentación esparcida sobre la mesa de Nisman, tocaron el teléfono del fiscal, usaron los baños y la cafetera.

"Tomaban mate y pidieron medialunas. Tocaban todo. Había unas cincuenta personas. La fiscal preguntaba ¿la cortamos acá y la seguimos mañana?", señaló Fernández. La testigo aseguró también que los agentes le dieron documentación para firmar cuyo contenido desconoce y que parte de las actas las firmó al día siguiente.

Además, agregó, una agente agarró un teléfono móvil de Nisman con la intención de responder porque recibía llamadas. "Yo misma empecé a decir 'no, no, dijeron que no lo toquen, es el teléfono del tipo al que mataron'. La mina (mujer) soltó el teléfono y hubo carcajadas", añadió.

Casquillos de bala

Natalia Fernández detalló que oyó decir a los peritos que "el disparo a Nisman salió a once centímetros de su cabeza" y que unos días antes habían encontrado en un edificio próximo al domicilio del fiscal casquillos de bala de un arma que no es común en Argentina.

Asimismo, recordó que la fiscal del caso, Viviana Fein, le mostró una bolsa con cinco "casquillos de bala o algo así". Fein aseguró que "lo que dice esta chica no existe, son descabelladas las expresiones que pone en mi boca".

"No es ni mínimamente lo que pasó", recalcó en declaraciones al canal Todo Noticias, y anticipó que estudiará con la jueza de la causa las declaraciones de Fernández porque "está mintiendo" y "tendrá que hacerse cargo".

Respecto a los casquillos de bala, Fein subrayó que se halló "una sola vaina servida y nada más, y cuatro balas en el cargador, y un proyectil en el cerebro del doctor Nisman".

Al testimonio de Natalia Fernández se sumó después el de otro hombre, cuya identidad se mantuvo en secreto, que fue observador del operativo horas después de la retirada del cadáver.

Entrevistado por el canal Telefe, el segundo testigo explicó que vio "pisadas de sangre" en uno de los pasillos contiguos, que la puerta del baño donde fue hallado el cuerpo era corrediza y que no había manchas de sangre en el espejo, en contra de lo que hasta ahora se había difundido.