Argentina impulsará en la ONU una convención sobre reestructuraciones de deuda

El país sudamericano, con el aval de G-77 y China, planteará el 9 de septiembre en Naciones Unidas la redacción de un texto que regule las reestructuraciones de deuda soberana, e intentará que se ...
El canciller argentino, Héctor Timerman (d), y el ministro de Economía, Axel Kicillof (i), hoy en la rueda de prensa en Buenos Aires
El canciller argentino, Héctor Timerman (d), y el ministro de Economía, Axel Kicillof (i), hoy en la rueda de prensa en Buenos Aires (EFE)

Buenos Aires

Argentina, con el aval del G-77+China, planteará el 9 de septiembre en la ONU la redacción de una convención que regule las reestructuraciones de deuda soberana e intentará que se aplique en su litigio con fondos especulativos, anunció hoy el gobierno de Cristina Kirchner.

El proyecto titulado "Convención Multilateral para establecer un marco jurídico regulador de los procesos de reestructuración de las deudas soberanas" será presentado ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el 9 de septiembre, informaron los ministros de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, y de Economía, Axel Kicillof.

La iniciativa se plantea en momentos en que Argentina enfrenta un fallo en su contra en la justicia de Nueva York por un litigio de fondos especulativos que se negaron a ingresar al canje de deuda de 2005 y 2010, al que se adhirieron casi 93% de los bonistas. Timerman aclaró que, de ser votada, la redacción de la convención se lograría en menos de un año, pero admitió que del texto final dependerá si podrá aplicarse en el caso de Argentina.

La convención será "la 'Ley de Quiebras' que le hace falta a los países", afirmó en rueda de prensa en la Casa Rosada (gobierno) el canciller, que destacó que "133 países han solicitado la necesidad de resolver los vacíos legales que existen", en alusión a los integrantes del grupo de países en desarrollo G-77. Dijo que se busca que "las reestructuraciones de deuda de los países no puedan verse afectadas por ninguna medida emanada de otro Estado, ni bajo las amenazas de un juez o país, sino bajo el consenso de las Naciones Unidas".

De su lado, Kicillof también resaltó el aval del G77+China, que en junio ya había respaldado a Argentina, y agregó que "esperamos que los países de Europa y Estados Unidos también se sometan" a la convención. El ministro de Economía insistió en que se pretende que "esto no vuelva a ocurrir nunca más, para que los pueblos no estén sometidos a estos grupitos que buscan ganancias multimillonarias".

"Nosotros no queremos ser un ejemplo de estudio, sino que esta convención llame a la lógica y que se aplique también al juez Griesa", insistió el ministro argentino. El juez de Nueva York Thomas Griesa bloqueó el pago de un vencimiento el 30 de julio pasado por 539 millones de dólares a bonistas reestructurados, para obligar a Argentina a cumplir una sentencia por 1,330 millones de dólares en favor de fondos especulativos.

El bloqueo de los fondos llevó al país sudamericano a un "default selectivo" o parcial, según agencias calificadoras de riesgo.