Se acelera pérdida de reservas monetarias en Argentina

El Banco Central de ese país cerró hoy con 28 mil 270 millones de dólares, 250 millones menos que en el cierre del miércoles.
El gobierno argentino anunció que permitirá adquirir divisa extranjera para tenencia y ahorro, en medio de un desplome del peso argentino frente al dólar sin precedentes en más de una década.
(EFE)

Buenos Aires

Las reservas monetarias del Banco Central argentino cerraron hoy en 28 mil 270 millones de dólares, 250 millones de dólares menos que al cierre del miércoles, para sostener al peso tras la devaluación de la semana pasada, señaló el organismo.

La pérdida de reservas anotada este jueves por la autoridad monetaria marca una aceleración en la sangría, que había sido de un promedio de 180 millones de dólares diarios entre el lunes y el miércoles.

En un comunicado, el Banco Central atribuyó la nueva caída de este jueves a su "participación levemente vendedora" en el mercado cambiario, la cancelación de "obligaciones varias" y la "variación de las divisas frente al dólar y los títulos externos que forman parte de las reservas" "arrojaron un saldo negativo".

Argentina puso en marcha el lunes una flexibilización del "cepo" cambiario que rige desde finales de 2011 al permitir nuevamente la compra de divisas extranjeras con destino al ahorro personal, aunque con restricciones.

Tras la devaluación del 17 por ciento registrada por el peso argentino la semana pasada, el mercado cambiario oficial se mostró estable y el dólar cerró este jueves a 8 mil 015 pesos por unidad, apenas un centavo por encima del pecio del cierre del miércoles.

En el mercado informal, en tanto, el dólar frenó hoy su avance y cayó ligeramente hasta cerca de los 12.80 pesos por unidad tras alcanzar este miércoles la barrera de los 13 pesos.

Con ese leve retroceso llega a su fin la racha alcista sufrida por la moneda estadounidense en el mercado informal argentino durante esta semana, que comenzó con un valor de 11.90, lo que supone un ascenso del 7.56 por ciento en cuatro días.