Peso argentino sufre mayor devaluación en 12 años

En un solo día la moneda del país sudamericano se depreció lo mismo que se venía devaluando de manera mensual hasta diciembre; el cambio oficial escaló 3.47 por ciento hasta los 7.14 pesos por dólar.

Buenos Aires

La moneda argentina sufrió este miércoles la mayor devaluación en un solo día desde 2002 y acumula una caída de 8.43 por ciento en el año, en una agitada jornada financiera marcada por un ambiente de incertidumbre.

El cambio oficial escaló 3.47 por ciento hasta los 7.14 pesos por dólar.

Es decir, en un día se depreció lo mismo que se venía depreciando mensualmente hasta diciembre.

En lo que va del año, la devaluación del peso argentino fue del 9,51 por ciento, la más alta desde mayo de 2002.

Así, el dólar se ubica 81 centavos por encima de los 6.33 pesos por dólar que el gobierno había estimado en el Presupuesto para 2014.

En el mercado paralelo la cotización cerró a 12.20 pesos por dólar, lo que marca un nuevo máximo histórico. Así, la brecha entre el oficial y el ilegal se mantuvo por encima del 70 por ciento.

"El ritmo devaluatorio marca una nueva impronta en la conducción del Banco Central, que desde diciembre aceleró la administración del tipo de cambio", indicó el diario La Nación".

Durante 2013, el peso argentino se devaluó un 25 por ciento, mientras que la cotización del dólar ilegal aumentó un 47 por ciento.

El ex presidente del Banco Central Alfonso Prat Gay, que ahora milita en la oposición al Ejecutivo de Cristina Fernández de Kirchner, dijo que "el problema no se resuelve con una devaluación, sino con un programa económico creíble, que el gobierno no tiene".

"El dólar experimentó hoy uno de los saltos (diarios) más grandes desde la devaluación del 2001/2002, en una rueda en que el Banco Central se retiró del mercado", dijo a la agencia de noticias DyN un operador de cambio de Buenos Aires.

En 2002 el peso argentino se desplomó 70 por ciento en el mercado mayorista, cuando el dólar subió de 1 a 3 mil 265 pesos.

El Banco Central se había desprendido ayer de 120 millones de dólares para frenar la escalada de la divisa y las reservas internacionales descendieron 200 millones, hasta los 29.523 millones, una pérdida acumulada de 1.076 millones ó 3.52 por ciento en enero.

Por la mañana, el gobierno argentino anunció que combatirá "con la ley" las operaciones del mercado informal de divisas.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, pidió colaboración al Poder Judicial y renovó sus críticas a los medios que publican la cotización del dólar informal.

El ministro advirtió que "aquellos que efectúan transacciones ilegales tienen que estar sometidos a la Constitución y las leyes que reglamentan su ejercicio".

"Cuando existen estas transacciones ilegales, se hacen con el objetivo determinado que es generar un mecanismo de depreciación de la moneda para comprar bienes muebles e inmuebles a precio de remate, que es afectar la riqueza de todos los argentinos", declaró Capitanich.

El alto funcionario reiteró que el dólar informal está relacionado con "acciones vinculadas al narcotráfico y al lavado de dinero".

El mercado informal de divisas nació a partir de las restricciones que aplica el gobierno desde fines de octubre de 2011 a la compra de moneda extranjera, denominadas "cepo cambiario", para limitar la fuerte salida de divisas que debilita las reservas internacionales.

En este sentido, en Argentina sólo se podrán realizar dos compras por año en sitios web del exterior, según las nuevas disposiciones anunciadas hoy y que se suman a los estrictos controles que rigen desde el martes.

Las nuevas resoluciones de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) difundidas en el Boletín Oficial disponen que sólo se permitirá realizar operaciones por hasta 25 dólares anuales sin pagar el impuesto aduanero.

Esta medida se suma a las dispuestas el martes, que obligan a las personas que realicen compras en el exterior a través de Internet a completar una declaración jurada.