Argentina no aceptará el ingreso del cadáver del nazi Priebke

El criminal de guerra nazi, quien falleció hoy a los cien años en Roma, pretendía ser sepultado junto a su esposa en Bariloche, donde vivió cuarenta años.
Héctor Timerman, canciller argentino, contrario a la llegada del cadáver de Priebke
Héctor Timerman, canciller argentino, contrario a la llegada del cadáver de Priebke (AFP)

Buenos Aires

Argentina no aceptará el ingreso del cuerpo del criminal de guerra nazi Erich Priebke, quien murió hoy a los cien años en Roma y que pretendía ser sepultado junto a su esposa en la ciudad de Bariloche, dijo la Cancillería en un tuit.

"El canciller Héctor Timerman ha dado orden de no aceptar ningún trámite que permita el ingreso del cuerpo del criminal nazi Erich Priebke a nuestro país. Los argentinos no aceptan este tipo de afrentas a la dignidad humana", señaló el mensaje por la red social.

El ex oficial alemán de las SS vivió más de cuarenta años en Bariloche, en el sudoeste de Argentina, donde fue detenido en 1994, para ser extraditado un año después, juzgado y condenado a cadena perpetua en Italia, aunque cumplía reclusión domiciliaria por razones de salud.

Priebke fue descubierto en 1994 en Bariloche por una cadena de televisión estadunidense. Su apoderado, Paolo Giachino, dijo en Italia que Priebke no iba a ser instalado en una cámara ardiente y que su cuerpo iba a ser enviado a Argentina, para ser enterrado en Bariloche (1,600 km al sudoeste de Buenos Aires), al lado de su esposa.

Priebke, quien nunca pidió disculpas, fue uno de los oficiales que organizó la matanza en las Fosas Ardeatinas en las afueras de Roma de 335 civiles, entre ellos 75 judíos, ejecutados con un tiro en la nuca el 24 de marzo de 1944, en represalia por un ataque de la resistencia contra una unidad de las SS.

Las dos entidades judías de Argentina AMIA y DAIA expresaron su satisfacción "por el rápido accionar del ministerio de Relaciones Exteriores" y dijeron que "Priebke nunca recibirá sepultura en Argentina".

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) calificó de "un agravio a los principios de la República", el hecho de que el criminal de guerra "residiera impunemente durante décadas en nuestro país, disfrutando de la vida de la que privara a tantos civiles inocentes". La DAIA exhortó a "no olvidar y no perdonar a los genocidas nazis, ni a ningún tipo de genocida".

La colectividad judía de Argentina es la mayor de América Latina, integrada por unas 300 mil personas. Priebke fue uno de los cientos de nazis que hallaron refugio en Argentina tras la capitulación del régimen hitleriano en la Segunda Guerra (1939-45), a donde llegaron incluso altos jerarcas como Adolf Eichmann y Josef Mengele.

En Bariloche, el mayor centro turístico invernal de Argentina al pie de la cordillera de los Andes, este hombre de trato amable, gozaba de prestigio por su activa labor educativa en el Instituto Cultural Germano Argentino y en el asociado colegio Primo Capraro.

La escuela Primo Carpraro es uno de los escenarios centrales de la exitosa película argentina en cartel, Wakolda, precandidata al Oscar, que relata una historia sobre Mengele, "El ángel de la muerte", uno de los altos jerarcas nazis que también vivió en Bariloche.