Argentina insta a EU a actuar tras confirmarse que ex espía viajó a Miami

El jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, afirmó que espera que Washington "responda en consecuencia" al revelar Interpol que Antonio "Jaime" Stiuso viajara en febrero a EU en febrero.
La presidenta argentina, Cristina Fernández, ha reclamado al gobierno de EU por su actitud ante el caso del espía Stiuso
La presidenta argentina, Cristina Fernández, ha reclamado al gobierno de EU por su actitud ante el caso del espía Stiuso (Reuters)

Buenos Aires

El Gobierno argentino dijo hoy que espera que Estados Unidos "responda en consecuencia", después de que Interpol confirmara que el buscado ex espía argentino Antonio "Jaime" Stiuso viajó a Miami en febrero pasado. "Esperamos que el Gobierno de los Estados Unidos responda en consecuencia", recalcó hoy el jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, durante su contacto diario con los medios.

La oficina de Interpol (policía internacional) en Brasilia comunicó este miércoles que el ex jefe de Operaciones de Inteligencia reclamado por la Justicia argentina viajó en febrero pasado a Miami desde la ciudad brasileña de Porto Alegre, con pasaporte italiano. El parte se difundió después de que Interpol emitiera la semana pasada una circular azul para dar con el paradero de Stiuso, a instancias de Argentina.

Desde Brasil se informó que también se solicitó la colaboración de Interpol Washington, pero la delegación de la capital estadunidense respondió que deben canalizar la petición "por intermedio de un pedido formal de asistencia legal".

"Tras recoger el pedido del Gobierno argentino, (Estados Unidos) debiera poner en práctica sus modos de actuar para conocer su paradero, es lo que corresponde", recalcó hoy Aníbal Fernández.

Por su parte, la oficina de Interpol en Buenos Aires envió también una comunicación a Washington para invocar la cooperación policial internacional y aportó "domicilios de referencia en la ciudad de Miami" para la búsqueda, según la agencia oficial Télam.

El caso de Stiuso ha ocasionado duras críticas del Ejecutivo de la presidenta argentina, Cristina Fernández, contra Estados Unidos, ya que el país suramericano denunció a través de varios comunicados oficiales que el Gobierno de Barack Obama no ha respondido formalmente a reiteradas peticiones transmitidas desde julio pasado para que se investigara la presunta estancia de Stiuso en Florida.

La Justicia argentina reclama a Stiuso para tomarle declaración a fin de "dar cuenta del objetivo y alcance de las distintas tareas realizadas en el marco de la investigación" del atentado contra la mutualista judía AMIA, en el que murieron 85 personas en julio de 1994.

El ex espía colaboraba estrechamente con el procurador especial de la causa AMIA, el fallecido fiscal Alberto Nisman, cuya muerte, en enero pasado, aún no ha sido esclarecida. Sobre Stiuso, apartado de su cargo en diciembre del año pasado, también pesan acusaciones de presunto lavado de dinero, contrabando y enriquecimiento ilícito.