Arabia Saudita rechaza unirse al Consejo de Seguridad de la ONU

La cancillería saudita declinó formar parte de uno de los 10 miembros no permanente, que según el mecanismo de elección del organismo le correspondía a Arabia Saudita para un periodo de dos años.

Madrid

Arabia Saudita rechazó hoy integrarse al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas como miembro no permanente por el "doble rasero" con el cual el organismo ejecuta sus decisiones sobre conflictos en el mundo.

En un breve comunicado, la cancillería saudita declinó formar parte de uno de los 10 miembros no permanente, que según el mecanismo de elección del organismo le correspondía a Arabia Saudita para un periodo de dos años.

El gobierno de Riad "no tiene más remedio que renunciar a la membresía del Consejo hasta que éste sea renovado y dotado de los medios necesarios para cumplir con sus obligaciones y asumir sus responsabilidades, como garante de la paz y la seguridad en el mundo".

El Reino de Arabia Saudita, una monarquía de Oriente Medio ubicado en la península arábiga, dijo que era incapaz de tomar su asiento hasta que se introdujeron reformas, pero no especificó qué tipo de reformas quería.

"El reino considera que el método y el mecanismo de trabajo y la doble moral en el Consejo de Seguridad le impiden asumir adecuadamente sus responsabilidades para con la paz mundial", señaló la cancillería, de acuerdo con la agencia estatal de noticias SPA.

El Consejo de Seguridad se ha dividido sobre cómo manejar la guerra civil en Siria, con las potencias occidentales presionando por sanciones más fuertes contra el presidente Bashar al-Assad y Rusia por vetar resoluciones en este sentido.

Arabia Saudita ha apoyado a los rebeldes en el conflicto, mientras Estados Unidos, Reino Unido y Francia, miembros permanentes, favorecen la salida de Al-Assad del poder en Siria, China y Rusia, los otros dos permanentes, están más inclinados hacia el régimen sirio.