Arabia Saudí rechaza su banca en Consejo de Seguridad de ONU

La decisión, debida a la falta de acción del Consejo en el tema sirio y la falta de avances en el conflicto palestino-israelí, deja el paso a Jordania.

Nueva York

Arabia Saudita anunció oficialmente hoy a Naciones Unidas que rechaza ocupar su plaza en el Consejo de Seguridad a pesar de haber sido elegido con este fin, dejando la opción de que ocupe su lugar Jordania. El representante de Arabia Saudita ante la ONU, Abdalá al Mualini, escribió una carta al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para informarle de esta decisión.

"Deseo informarle que el gobierno del Reino de Arabia Saudita decidió que Arabia Saudita, lamentablemente, no será capaz de ocupar su asiento en el Consejo de Seguridad", indicó la carta, de la que la AFP pudo obtener una copia. La carta iba acompañada por una copia de un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores saudí del mes pasado en el que se criticaba al Consejo por su impotencia para reaccionar ante el conflicto sirio.

Arabia Saudita obtuvo por primera vez un asiento el mes pasado para formar parte del Consejo de Seguridad de la ONU. Pero al día siguiente de esta elección, Riad sorprendió a todos los dirigentes al anunciar que renunciaba al mismo, una protesta sin precedentes por la falta de acción del Consejo en el tema sirio. Riad se queja también de la falta de avances en los esfuerzos para poner fin al conflicto palestino-israelí.

El Consejo de Seguridad de la ONU, que cuenta con quince miembros, renueva cada año cinco de sus diez plazas de miembros no permanentes, utilizando un criterio regional.