Arabia Saudí se hará cargo de los gastos humanitarios en Yemen

Riad se comprometió a hacerse cargo del elevado coste de las operaciones humanitarias urgentes de la ONU en el país árabe, donde dirige la coalición que ha llevado a cabo más de dos mil ...
Milicianos tribales yemeníes de los Comités de Resistencia Popular leales al presidente Abed Rabo Mansur Hadi, en una calle de Taez
Milicianos tribales yemeníes de los Comités de Resistencia Popular leales al presidente Abed Rabo Mansur Hadi, en una calle de Taez (AFP)

Saná

Arabia Saudí se comprometió el sábado a hacerse cargo del coste de las operaciones humanitarias urgentes de la ONU en Yemen, donde la coalición árabe que dirige está llevando a cabo bombardeos aéreos contra la rebelión chiita.

Al menos 52 personas, en su mayoría rebeldes, murieron en el sur del país en combates entre las fuerzas leales al gobierno y los rebeldes chiitas hutíes, así como por los ataques aéreos de la coalición liderada por los saudíes, informaron fuentes médicas.

Esas víctimas, que se suman a las 76 del viernes, llevan a 128 el número de fallecidos en los dos últimos días en Yemen, según un cómputo elaborado con fuentes médicas, militares y tribales.

Los enfrentamientos se concentran en el sur, donde los hutíes, junto a los militares leales al ex presidente Alí Abdalá Saleh, intentan tomar el control de todo el país después de haberse apoderado de la capital, Saná, y de extensas regiones.

Ante el avance rebelde hacia el sur, el presidente, Abd Rabo Mansur Hadi, huyó de su refugio en Adén para exiliarse en Arabia Saudí, que el pasado 26 de marzo lanzó una operación militar al frente de una coalición árabe contra los rebeldes y sus aliados.

En este contexto, la ONU y sus socios humanitarios pidieron el viernes una ayuda urgente de cerca de 274 millones de dólares (253 millones de euros) para atender las necesidades vitales de los 7.5 millones de habitantes que se han visto afectados por el conflicto.

La respuesta llegó rápidamente desde Riad, donde el rey Salman Ben Abdel Aziz anunció que él se encargaría de la totalidad del montante reclamado por la ONU. El reino "está al lado del pueblo yemení hermano" y espera "el restablecimiento de la seguridad y de la estabilidad" en este país, indicó el gabinete real en un comunicado.

A su vez, Arabia Saudí reafirmó su intención de continuar con la operación militar a pesar del llamamiento del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a "un alto el fuego inmediato". Desde el pasado 26 de marzo, la coalición árabe ha llevado a cabo más de dos mil bombardeos en Yemen, indicó este sábado su portavoz, Ahmed Assiri, en su rueda de prensa diaria en Riad.

También comunicó la muerte de un soldado saudí el viernes en la provincia de Najrán, en el sur de Arabia Saudí, en combates con los hutíes cerca de la frontera.

La ONU, "al lado del verdugo, contra la víctima"

Según la agencia oficial Spa, el rey Salman conversó por teléfono el viernes sobre la coyuntura regional con el presidente estadunidense, Barack Obama, y el jefe de Estado francés, François Hollande.

Las recientes peticiones de las oenegés para "una pausa humanitaria" no obtuvieron respuesta mientras que los civiles en Yemen, un país con unos 24 millones de habitantes, pagan un alto precio por el conflicto.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los recientes enfrentamientos han dejado 767 muertos y 2,906 heridos. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) lamentó, por su parte, la falta de medicamentos, alimentos y carburante en Yemen.

Entre 120 y 150 mil personas fueron desplazadas al interior de Yemen por este conflicto, que se suman a los más de 300 mil desplazados que había antes de la crisis actual, afirmó un portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los refugiados (Acnur), Adrian Edwards.

La rebelión chiita criticó duramente al Consejo de Seguridad de la ONU por su resolución del 14 de abril, que la obliga a retirarse de las zonas de Yemen conquistadas y le impone sanciones, incluido un embargo de las armas. El Consejo de Seguridad "se ha alineado al lado del verdugo, contra la víctima", escribió el consejo político de la rebelión en un comunicado hecho público el viernes por la noche.