Apoyan investigación sobre envenenamiento radiactivo contra Arafat

La revista británica The Lancet publicó un artículo sobre la revisión minuciosa que hizo de una investigación de científicos suizos sobre los efectos personales que uso Arafat el tiempo que pasó ...

Madrid

Una de las revistas médicas más importantes del mundo ha apoyado la posibilidad de que Yaser Arafat, el legendario líder palestino muerto en circunstancias poco claras en 2004, fue envenenado con polonio radiactivo 210.

La revista británica The Lancet publicó un artículo sobre la revisión minuciosa que hizo de una investigación de científicos suizos sobre los efectos personales que uso Arafat el tiempo que pasó gravemente enfermo en París, que revelaron trazas de radiactividad.

El trabajo refrendó los resultados de la investigación suiza que encontró altos niveles del elemento radiactivo en la sangre, la orina, la saliva y las manchas en la ropa del líder palestino y en su cepillo de dientes.

El trabajo de los expertos de la Universidad de Lausanne, Suiza, se desarrolló a raíz de una investigación de la cadena qatarí de noticias Al Yazera sobre las causas de la muerte del líder palestino, que obligó a la exhumación del cádaver de Arafat en noviembre de 2012.

En octubre de 2004, Arafat cayó gravemente enfermo, tras sufrir una serie de síntomas relacionados al envenamiento con elementos radiactivos, como náuseas y dolor abdominal.

En pocas semanas su salud se deterioro en forma exponencial y fue trasladado desde su residencia en Ramalah, en Cisjordania, cuando Israel mantenía un cerco en torno al líder palestino, al Hospital Percy en Francia.

No obstante, su situación continuó empeorando, hasta mostrar signos pronunciados de agonía cuando entró en un coma neurológico. El 4 de noviembre de 2004, murió de una hemorragia cerebral, a la edad de 75 años.

A pesar de varias pruebas científicas, no había pruebas de veneno, y la causa de su enfermedad permaneció sin identificar.

Tras una investigación de nueve meses por Al Yazera, en la cual varias de sus pertenencias fueron enviadas para la realización de pruebas, los resultados revelaron que contenían niveles anormales de polonio, un elemento raro, altamente radiactivo.

En el momento de la investigación, Francois Bochud, director del Instituto de Radiación Física en Lausana, comentó que se halló una elevada cantidad de polonio-210 en las pertenencias de Arafat que contenían manchas de fluidos biológicos".

Los resultados de la investigación llevó a Suha Arafat, su viuda, hacer un llamamiento a la Autoridad Palestina para que exhumaran su cuerpo.

Según la publicación The Lancet, "los resultados respaldan la posibilidad de envenenamiento con polonio 210 (...) a partir de la investigación forense".

Tras la exhumación se tomaron pruebas de los restos de Arafat que son objetos de una investigación en Suiza, cuyos resultados serán dados a conocer próximamente.

El laboratorio del Instituto de Radiación Física había reportado antes de la exhumación que las pruebas no eran definitivas y que era necesario examinar los restos de Arafat para darse una idea más clara.