Anuncia Ejército iraquí haber matado a 90 insurgentes al norte de Bagdad

El portavoz de las Fueras Armadas iraquí, general Qasem Ata, dijo en rueda de prensa que anoche abortaron un intento de ataque a esa instalación por parte de la organización yihadista Estado ...

Bagdad

El Ejército de Irak anunció hoy que sus fuerzas han matado a unos 90 supuestos terroristas, como denomina a los insurgentes, en las últimas 24 horas en los alrededores de la refinería de Biyi, la mayor del país y ubicada al norte de Bagdad.

El portavoz de las Fueras Armadas iraquí, general Qasem Ata, dijo en rueda de prensa que anoche abortaron un intento de ataque a esa instalación por parte de la organización yihadista Estado Islámico (EI).

"Las fuerzas de seguridad permanecen en la refinería", destacó el militar, que no dio cifra de bajas del lado de las tropas gubernamentales.

Biyi, ubicada en la provincia de Saladino, es escenario desde hace semanas de combates entre el Ejército y los insurgentes suníes, que se disputan el control de la mayor refinería del país.

Asimismo, Ata reveló que otros veinte terroristas perdieron la vida dentro de la sede de la Gobernación de Saladino, ubicada en Tikrit, la capital provincial.

En el norte de la provincia de Babel, al sur de Bagdad, fueron abatidos cinco extremistas, según el portavoz.

Por último, adelantó que las operaciones militares siguen "limpiando y avanzando" en zonas de las provincias de Diyala (este) y Al Anbar (oeste), con apoyo de la aviación iraquí.

Irak se encuentra inmerso en una grave crisis debido al avance de grupos insurgentes, que el pasado 10 de junio se hicieron con el control de Mosul, la segunda ciudad del país, y desde allí han progresado por otras zonas del norte y el centro.

El pasado 29 de junio, el Estado Islámico declaró la instauración de un califato islámico en Irak y Siria, y proclamó a su líder Ibrahim ibn Awad, más conocido como Abu Bakr al Bagdadi, como "imán y califa para los musulmanes de todo el mundo".

En su primera aparición en un vídeo desde Mosul, Al Bagdadi instó ayer a sus seguidores a que le obedezcan si él obedece a Dios, y a continuar el camino de la "yihad" (guerra santa) porque es "la vía del orgullo".