Policía turca dispersa manifestación en Ankara

Con cañones de agua, la policía de Turquía dispersó a las miles de personas que se manifestaron para denunciar fraudes en las elecciones municipales en Ankara.
La policía antidisturbios utilizó cañones de agua para dispersar a los manifestantes en Ankara.
La policía antidisturbios utilizó cañones de agua para dispersar a los manifestantes en Ankara. (Reuters)

Ankara

La policía turca usó cañones de agua para dispersar este martes a miles de partidarios del principal partido de la oposición turca que denunciaban fraudes en las elecciones municipales en Ankara, informaron medios de comunicación locales.

Los simpatizantes del candidato del Partido Republicano del Pueblo (CHP), para la alcaldía, Mansur Yavas, se reunieron ante la sede del Consejo Electoral de Ankara para protestar contra los resultados de las elecciones del domingo, en las que se dio por ganador al partido del primer ministro islámico conservador Recep Tayyip Erdogan.

Mientras que miles de voluntarios del partido siguen vigilando las urnas en espera de que se haga un recuento de las papeletas.

Desde las elecciones municipales del domingo pasado, el Consejo Electoral ha recibido más de dos mil quejas por fraude, más que en cualquier cita electoral anterior y habrá más alcaldías que previsiblemente acabarán en los tribunales.

La mayor formación de la oposición turca, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), recurrirá ante la justicia los resultados electorales de varias ciudades, entre ellas Ankara, la capital, donde el partido gubernamental se adjudicó la victoria por un estrecho margen.

El candidato del gubernamental Partido Justicia y Desarrollo (AKP), Melih Gökçek, ganó la alcaldía de la capital por quinta vez consecutiva, con un 44.9 por ciento de los votos, frente al 43.8 por ciento de su competidor, según las cifras difundidas por la emisora NTV, mientras que el diario "Hürriyet" reduce la diferencia a 0.7 puntos.

Gökçek asegura haber ganado con una diferencia de 30 mil votos, pero el CHP cree que hubo fraude electoral.

"Hay 12 mil urnas en Ankara. Las hemos comprobado una por una, y ya hemos encontrado muestras de fraude por encima de la diferencia de votos con las que el AKP afirma haber ganado", dijo a Efe un portavoz del comité electoral del CHP, Gökhan Günaydin.

Agregó que se trata de evidencias irrefutables y que recurrirían el resultado, si era preciso, hasta en el Tribunal Constitucional.

Pero incluso si se reajustan los resultados para algunas alcaldías, nadie duda de que efectivamente el AKP ha salido victoriosa de la cita electoral con un 45,5 % de los votos a nivel nacional.

Con este sólido resultado, el primer ministro, el islamista Recep Tayyip Erdogan, probablemente se anime a presentarse a las elecciones presidenciales en agosto próximo, señala la prensa turca.

Para ello intentará recabar el apoyo del partido prokurdo Paz y Democracia (BDP), que consiguió el 6,5 % de los votos el domingo, cree Gürcan Dagdas, exministro y analista político.

Por otra parte, el respaldo electoral probablemente reforzará a Erdogan en su actitud autoritaria, denuncia la oposición, que temen "una caza de brujas" por parte del Gobierno.