América Central, región del mundo con más muertes violentas: ONU

Un informe de Naciones Unidas publicado hoy revela que la región centroamericana fue entre 2007 y 2012 el área más violenta del planeta, con una tasa de muertes violentas de 33.6 por cada cien mil ...

Ginebra

América Central fue entre 2007 y 2012 la región del mundo con una tasa más alta de muertes violentas, por encima de regiones azotadas por conflictos como Oriente Medio, según un informe de la ONU publicado este viernes.

Este informe, que publica cada 3 o 4 años el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), contabiliza todas las muertes violentas, estén o no relacionadas con un conflicto armado.

Entre 2007 y 2012, Centroamérica registró una tasa de muertes violentas de 33.6 por cada cien mil habitantes, una cifra que sitúa a la región por delante de África Meridional, El Caribe y América del Sur.

La región ya ocupaba el primer lugar en el informe anterior, que cubría el periodo 2004-2009, con una tasa que era entonces de 29 muertos por cada cien mil habitantes.

Honduras (90.4 muertos por cada cien mil habitantes), considerado el país más peligroso del mundo por la ONU, y Venezuela (72.2 muertos por cada cien mil habitantes) están respectivamente en el número 2 y 3 de la lista de los países que registraron un aumento más fuerte de violencia en 2012.

Siria, inmersa en una guerra civil desde marzo de 2011, encabeza la lista, con 180.2 muertos por cada cien mil habitantes en 2012. A nivel mundial, el informe refleja una disminución continuada de la media anual de muertes violentas: 508 mil entre 2007 y 2012 frente a 540 mil entre 2004 y 2007.

En paralelo a esta disminución, que se explica por una caída de los homicidios voluntarios, el número de muertes relacionadas con conflictos aumentó considerablemente, pasando de 52 mil muertes entre 2004 y 2007 a 70 mil entre 2007 y 2012.

En ese mismo periodo 2007-2012 hubo una media anual de 377 mil homicidios voluntarios, 42 mil homicidios involuntarios y de 19 mil muertes provocadas por intervenciones legales.

El informe también muestra que las armas de fuego provocan el 44.1% de todas las muertes violentas. Ese porcentaje es particularmente alto en América Central, el Caribe y América del Sur. Por otra parte, entre 2007 y 2012, una media de 16% de las víctimas de homicidios fueron mujeres, lo que representa 60 mil muertes.