Amanda Knox "luchará hasta el final" para no volver a la cárcel

La joven estadunidense fue condenada en Italia en ausencia a 28 años y seis meses de prisión por el asesinato en 2007 de una estudiante británica con la que compartía residencia en Perugia, y ha ...
Amanda Knox durante la entrevista de hoy en el programa Good Morning America de la cadena ABC
Amanda Knox durante la entrevista de hoy en el programa Good Morning America de la cadena ABC (EFE)

Washington

La estadunidense Amanda Knox, condenada por asesinato en Italia, aseguró hoy que "luchará hasta el final" para no volver a la cárcel, en un nuevo episodio judicial que desde 2007 mantiene en vilo a la familia de la víctima en busca de la verdad. Después de ser absuelta en 2011, Knox, de 26 años, fue condenada en ausencia a 28 años y seis meses de prisión por el asesinato en 2007 de su coinquilina, la estudiante británica Meredith Kercher, en la casa que compartían en Perugia, Italia, donde ambas estudiaban.

Tanto Knox, que reside en Seattle, en el oeste de EU, como su ex novio, Raffaele Sollecito, que fue condenado a 25 años, han mantenido ferozmente su inocencia y han prometido apelar. "Me golpeó como un tren", dijo hoy Knox a la cadena ABC comentando la nueva sentencia condenatoria. "Nunca me iré de buena gana de nuevo...Voy a luchar contra esto hasta el final", "no es correcto y no es justo", agregó. Knox pasó cuatro años en una prisión italiana tras ser condenada inicialmente por el asesinato de Kercher, cuyo cuerpo semidesnudo fue encontrado en medio de un charco de sangre en la casa que compartían.

Fue liberada cuando un tribunal de apelaciones rechazó la condena en 2011, pero la Corte Suprema de Italia ordenó revisar el caso y un tribunal de apelación de Florencia la declaró culpable el jueves. Entrevistado en la CNN, su abogado Ted Simon aseguró que su clienta va a recurrir un veredicto que calificó de "injusto". "Ella (Knox) sabe mejor que nadie hasta que punto el veredicto de culpabilidad es injustificado y no solo es injusto para la acusada, sino para la víctima, su familia y la sociedad", dijo Simon.

Mientras tanto, en Italia, Sollecito fue detenido por la policía en la ciudad de Venzone cerca de la frontera con Austria, donde según informaciones se encontraba en casa de su novia. Sollecito, de 29 años, fue señalado como en riesgo de fuga por el tribunal que le pidió la entrega de su pasaporte. El jueves había hecho una breve aparición pero no estuvo presente en el veredicto. Por su parte, la familia de la víctima, Meredith Kercher, dijo que seguía "en busca de la verdad".

"Puede que nunca sepamos lo que ocurrió aquella noche, y debemos aceptar esta situación", declaró Stephanie, hermana de Meredith, en una rueda de prensa en Florencia. Sentada junto a su hermano, Lyle, agregó: "esperamos estar más cerca del final para poder recordar a Meredith por quién era". Lyle se mostró favorable a que Knox sea extraditada a Italia desde EU, algo apropiado "si se ha encontrado a alguien culpable y condenado por un asesinato, y si existe una ley de extradición entre los dos países".

El abogado de la familia británica, Francesco Maresca, consideró que tanto Knox como Sollecito habían sido sido liberados en apelación debido a "la presión política de Estados Unidos que sienten como si fueran los jueces y los miembros del jurado". Según Manresca, la extradición sólo podrá iniciarse cuando haya una sentencia definitiva de la Corte Suprema. Los expertos estadunidenses consideran que Estados Unidos tendría pocos argumentos para negar la extradición a Italia. "Si esta decisión es confirmada, creo que ella será extraditada a Italia", afirmó a la AFP el profesor de derecho de Harvard, Alan Dershowitz.

El "sistema judicial italiano, a pesar de que no me gusta es un sistema legítimo. Tenemos un tratado (de extradición) con Italia y no veo cómo se puede rechazar," afirmó el profesor Dershowitz. "Estados Unidos es el país que más extradita en el mundo", y viceversa , "que requiere la mayor cantidad de extradiciones", precisó. Kercher fue encontrada con la garganta cortada el 2 de noviembre de 2007 en la casa que compartía con Knox en la ciudad universitaria medieval de Perugia, donde participaban en un programa de intercambio de estudiantes.

El cuerpo de Kercher tenía marcas de haber sido acuchillado 47 veces y la autopsia demostró que la estudiante de la Universidad de Leeds también había sido violada. Los fiscales sostienen que el crimen fue consecuencia de un juego sexual que terminó en tragedia por la rivalidad entre Knox y la víctima. Con ella estaban Knox, de 26 años en la actualidad, y el que fuera su pareja, Sollecito, de 29, además del marfileño Rudy Guede, de 26.

Según los fiscales, la joven Kercher no quiso participar en un "juego sexual" propuesto por los tres acusados, por lo que Guede la violó y Knox la apuñaló mientras Sollecito la sujetaba. "Habiendo sido considerada inocente en el pasado, me esperaba algo mejor del sistema judicial italiano. No hay pruebas acusatorias contra mí", aseguró Knox en un comunicado divulgado ayer tras conocer la condena.