Militares y FARC comienzan a preparar el desarme

A pesar de que militares y guerrilleros se integraron por primera vez en una comisión que preparará el cese del fuego y el desarme en Colombia, el jefe negociador de Santos advirtió que todavía ...
Humberto de la Calle, jefe de la delegación oficial colombiana en las conversaciones con las FARC en La Habana
Humberto de la Calle, jefe de la delegación oficial colombiana en las conversaciones con las FARC en La Habana (AFP)

La Habana

Después de medio siglo de conflicto armado en Colombia, militares y guerrilleros se integraron este viernes por primera vez a una comisión que preparará el cese del fuego y el desarme de la guerrilla, en una etapa decisiva de las negociaciones de paz de La Habana.

"Hemos entrado en momentos decisorios en el proceso. Hay posibilidades serias de terminar el conflicto", declaró el jefe negociador del gobierno, el ex vicepresidente colombiano Humberto de la Calle. Sin embargo, el portavoz del presidente Juan Manuel Santos advirtió que “no estamos negociando un cese del fuego ahora”, mientras las conversaciones entraron en fase de receso hasta septiembre.

El negociador hizo la aclaración tras ser puesta en marcha una “comisión técnica” que integran siete altos mandos en activo del ejército, la fuerza aérea, la policía y la marina de guerra de Colombia, que explorará  “diversas opciones y modelos”  con vista al fin de las hostilidades. “La subcomisión – trabaja en forma paralela a las negociaciones de paz que se realizan desde noviembre de 2012-  se limita a preparar posibles mecanismos futuros que solo entrarían en vigor en el momento en que lleguemos a un acuerdo final”, puntualizó.

De la Calle dijo que “para poner fin al conflicto, las partes enfrentadas deben discutir los procedimientos para terminar la guerra de tal forma que las FARC hagan su tránsito a la vida civil sin armas y con garantías de seguridad para ellos, pero también para todos los colombianos”, incluidos los militares.

El gobierno dijo que sus delegados en la comisión técnica son el general Alberto Flórez,  Jefe del Estado Mayor Conjunto, quien encabeza el grupo; los coroneles Vicente Sarmiento y Saúl Rojas; el capitán de Fragata, Omar Cortes Reyes; el teniente coronel de la Policía Nacional, Edwin Chavarro; el mayor de la Fuerza Aérea, Rodrigo Mezú; y la teniente de Navío Juanita Millán.

Ese grupo lo complementan Mónica Cifuentes,  Directora Jurídica de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, César Restrepo, Director de Estudios Estratégicos del ministerio de Defensa y Alejandro Reyes, asesor de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz. “Quiero aclarar que las decisiones y la responsabilidad de llegar a acuerdos reposan sobre nosotros, los plenipotenciarios”, dijo también de la Calle para subrayar el carácter de instrumento de apoyo que tendrá esta subcomisión.

Por su parte, el jefe negociador de las FARC, Iván Márquez, dijo que  “es de un valor inobjetable que por primera vez en la mesa, representantes activos de las fuerzas armadas de las partes, de las fuerzas militares del Estado que combatimos, y de la FARC- Ejército del Pueblo se sienten en igualdad de condiciones a iniciar las discusiones e intercambios sobre los asuntos de proceso cuya naturaleza es de importante trascendencia militar”.

Márquez destacó que el proceso de paz ha avanzado a pesar de los "torpedos" que ha recibido. "Pese a los continuos torpedos que se lanzan contra el proceso que adelantamos en La Habana (...) debemos constatar que el proceso no sólo se mantiene sino que adquiere cada día mayor solidez y proyección", dijo Márquez. La "subcomisión" de desarme no negociará un cese del fuego, pues esa facultad la tienen únicamente los "plenipotenciarios" del gobierno de Juan Manuel Santos y de las FARC que llevan adelante las conversaciones de paz desde 2012.

La guerrilla no divulgó los nombres de sus diez comisionados en este equipo, pero uno de ellos es el comandante Pablo Catatumbo, quien era jefe del Bloque Occidental antes de integrarse a las negociaciones de La Habana, en mayo de 2013, dijo una fuente del proceso.

Entre el sábado pasado y este viernes también fueron puestos a punto otros dos mecanismos paralelos a la mesa de diálogo –testimonios de las víctimas,  y Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas-, lo cual reafirma que “las negociaciones paz han entrado en una fase decisiva”, según las dos partes.

Sobre la comisión las FARC se preguntaron hoy : ¿Cómo hacer una historia del conflicto y de las responsabilidades en él sin examinar por qué han sido principalmente fuerzas opositoras, democráticas y de izquierda, así como diversas formas de organización social y popular, objeto de sistemática persecución y exterminio?”.

Por su parte, de la Calle dijo que a la comisión “le hemos pedido que finalicen su trabajo en un período de cuatro meses”, por lo cual se infiere que las pláticas de paz proseguirán en 2015.