Reciben a Alondra con globos en EU

Dorotea García, madre de la menor, dijo que desde hace varios años anhelaba el momento de tener a su hija en su casa.
Alondra ya se encuentra en Estados Unidos.
Alondra ya se encuentra en Estados Unidos. (AP)

Texas

Lágrimas de alegría derramaron una mujer de Texas y su hija luego de que su regreso a Houston marcara el fin de un caso transfronterizo de custodia que duró ocho años e incluyó el envío por error a Estados Unidos de otra menor en contra de su voluntad.

Dorotea García, residente de Houston, y su hija Alondra Díaz, de 13 años, llegaron al Aeropuerto Intercontinental Bush después de que una juez de Michoacán entregara el viernes la niña a García porque los exámenes de ADN habían mostrado que eran madre e hija.

Horas después, García declaró el sábado a la prensa que el regreso de su hija era un bello momento.

"Era lo que anhelaba desde hace muchos años. Por fin puedo tocarla. Está conmigo y doy gracias a Dios", declaró García afuera de su casa en un suburbio de Houston mientras abrazaba a su hija.

Díaz, ciudadana estadunidense por nacimiento, fue llevada a México en 2007 por su padre, Reynaldo Díaz, sin el consentimiento de su madre, después del divorcio de la pareja. El paradero de Alondra Díaz no se conocía sino hasta hace poco.

El caso llamó la atención internacional el mes pasado después de que una juez en México determinó por error que otra menor, Alondra Luna, de 14 años de edad, era la niña desaparecida y ordenó que fuera entregada a García, que la trajo a Houston. Las pruebas de ADN mostraron que Luna no era hija de García y fue regresada con su familia verdadera en Guanajuato.

En su regreso a casa de su madre, Díaz fue recibida con globos y letreros en la puerta de la cochera que decían en español "Bienvenida Alondra" y "Te queremos mucho, Alondra".

Díaz, que solía preguntar a su padre dónde se encontraba su madre, declaró que está agradecida de que su progenitora no dejara de buscarla. Afirmó que era maravilloso que una madre hiciera tanto.

Agregó que espera aprender inglés, así como cosas sobre Estados Unidos y su familia.

Durante la conferencia de prensa, madre e hija se abrazaron y a García se le vio conmovida en diversas ocasiones.

A la pregunta sobre lo sucedido cuando se identificó erróneamente a Luna como su hija, García dijo que le deseaba que le fuera bien a esa menor, pero ahora quería enfocarse en el regreso de su hija.

En imágenes de video difundidas ampliamente, Luna grita mientras se resiste desesperadamente a policías que se la llevan por la fuerza en México. La juez en ese país rechazó en abril las peticiones de Luna y la familia de ésta para que se efectuaran exámenes de ADN bajo el argumento de que esa situación no competía a su autoridad.

La familia de Alondra Luna ha intentado infructuosamente que la juez les ofrezca una disculpa.

Debido a la exposición mediática del caso, Reynaldo Díaz entregó a la verdadera Alondra Díaz a miembros de la familia, que después la presentaron a las autoridades y afirmaron que la menor estaba dispuesta a irse con su madre. La juez espero la confirmación de los exámenes de ADN en el caso de Alondra Díaz.

García, que tuvo un conmovedor reencuentro esta semana con su hija en la sala de un juzgado en Los Reyes, Michoacán, dijo que no impedirá que su ex esposo hable con la menor.