Alianza del Pacífico se postula como una "tercera vía" para desarrollo regional

El bloque, que ayer inauguró su X cumbre presidencial en Perú, se presentó como otra forma de fortalecer el comercio y consolidarse en conjunto como la octava economía del mundo.
Enrique Peña Nieto (i), Michelle Bachelet (c), y el presidente de Perú, Ollanta Humala (d), en la declaración conjunta de hoy en Paracas
Enrique Peña Nieto (i), Michelle Bachelet (c), y el presidente de Perú, Ollanta Humala (d), en la declaración conjunta de hoy en Paracas (EFE)

Paracas

La Alianza del Pacífico, que inauguró el jueves su X cumbre presidencial en Perú, se presentó como una tercera vía para el desarrollo latinoamericano, con un bloque que busca fortalecer el comercio y consolidarse en conjunto como la octava economía del mundo.

La reunión inaugural de los miembros del bloque, programada para hoy, se adelantó para la noche del jueves debido a que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, tuvo que retornar a su país tras las explosiones que dejaron diez heridos en Bogotá, y que su gobierno adjudicó al accionar de guerrillas.

"El Perú se siente regocijado de mostrar a la comunidad internacional un espacio de integración profunda como la Alianza del Pacífico que viene avanzando en pocos años lo que muchos otros espacios no han logrado aún", dijo el presidente peruano Ollanta Humala, anfitrión de la cumbre.

La fotografía oficial del evento también se adelantó para garantizar la presencia de los cuatro gobernantes miembros del bloque: Michelle Bachelet por Chile; Humala por Perú, Santos por Colombia, y Enrique Peña Nieto por México, quienes se congregaron en la bahía de Paracas (260 km al sur de Lima), en la provincia de Pisco.

Además de la adversidad que motivó el retorno adelantado de Santos, la presidenta Bachelet sufrió un atraso en su arribo a Perú debido a que el avión que la traería a Pisco sufrió un desperfecto y debió cambiar de aparato en el último minuto.

"Somos la tercera vía"

Antes de partir, y durante una cumbre empresarial previa, Santos resaltó que los países de la Alianza del Pacífico se han convertido en una tercera vía para impulsar el desarrollo en la región, al destacar que sus economías e ideales democráticos son un ejemplo al cual muchos países se quieren sumar.

"Una de las grandes ventajas que tenemos los cuatro países es que compartimos visiones, principios, valores, en materia económica y social. Los cuatro somos de tercera vía: el mercado hasta donde sea posible, el estado hasta donde sea necesario", dijo Santos ante más de un centenar de empresarios.

"Somos demócratas, creemos en la libertad, en la propiedad privada, en la inversión extranjera, y en ese sentido, si encontramos más y más comunes denominadores, vamos a poder fortalecernos en un mundo más competitivo y más difícil de sobresalir", abundó el colombiano.

En la cita presidencial, los gobernantes deben evaluar la proyección de su bloque comercial y abordar temas como educación, tecnología e impulso a las pequeñas y medianas empresas.

Humala recibió de su colega Peña Nieto la presidencia pro tempore de la Alianza. Durante la cumbre, que finalizará en la tarde de hoy, se evaluará la eventual inclusión de nuevos miembros. "Este es el mayor mecanismo de integración de la última década", dijo el gobernante mexicano.

Octava economía del mundo

Los cuatro países de este mecanismo de integración regional, enfocado en estrechar los vínculos comerciales con la zona Asia-Pacífico, reúnen 216 millones de habitantes con un Producto Interno Bruto (PIB) de 2.1 billones de dólares, que representa el 37% del total de América Latina. El PIB total de la Alianza del Pacífico representa la octava economía del mundo.

"La Alianza es un bloque económico y comercial, no es un bloque ideológico como el Unasur, que se inclina por la cooperación política y que no tiene un componente económico o comercial", dijo a la AFP el ex canciller peruano José García Belaunde, quien intervino en su creación en abril de 2011.

El bloque recibirá un impulso a partir de la entrada en vigor este 20 de julio del Acuerdo Marco de la Alianza, suscrito en 2012 en Chile. La puesta en marcha del acuerdo marco y de su protocolo adicional, instrumento concebido para la liberalización de bienes, servicios y capitales, elimina el 92% de los aranceles y el restante 8% lo hará de forma gradual.

Así, entre los cuatro países no existirán barreras arancelarias. Tampoco es necesaria una visa para el tránsito de sus ciudadanos. Todos ellos tienen tratados de libre comercio con otras 85 naciones.

El bloque cuenta con 32 países observadores, entre los que figuran China, Estados Unidos, Francia, Costa Rica y Panamá, estos dos últimos con serias intenciones de convertirse en miembros plenos. Otros diez países buscan también contar con la calidad de observador.

La cita fue aprovechada para potenciar el desarrollo educativo con becas de pre y post grado, un tema resaltado por Humala, mientras que Bachelet planteó la posibilidad de ofrecerse, también en bloque, como un paquete turístico conjunto, especialmente para el Asia.