Alertan en Tokio por tormenta severa de nieve

La acumulación de nieve llegó a 12 centímetros en el centro de la capital nipona, un nivel no visto desde enero de 1998, señaló la Agencia Meteorológica de Japón.

Tokio

Una advertencia de tormenta severa de nieve fue emitida para la capital japonesa, Tokio, la primera de este tipo en los últimos 13 años, que ha obligado a la cancelación de cientos de vuelos, carreteras cerradas y varios viajes de trenes suspendidos.

La prensa local informó que al menos 43 personas han resultado heridas a causa de los accidentes relacionados con la nieve, mientras el transporte público se ha visto severamente retrasado.

También ha habido interrupciones del tráfico en las carreteras, por lo que las autoridades han pedido a los residentes que permanezcan en sus casas.

La acumulación de nieve llegó a 12 centímetros en el centro de Tokio, un nivel no visto desde enero de 1998, señaló la Agencia Meteorológica de Japón.

Los meteorólogos han advertido de que con un frente de baja presión en rápido desarrollo en dirección al este de Japón, se espera que las nevadas en el centro de Tokio puedan llegar a más de 20 centímetros el domingo por la mañana.

El año pasado, partes del norte de Japón tenían tanta acumulación de nieve, 5.5 metros en algunos sitios, una cantidad sin precedentes, que causó que varios edificios se colapsaran bajo su inmenso peso.

Varias universidades de Tokio retrasaron las horas de inicio de los exámenes de ingreso para el nuevo año académico que comienza en abril.

La capa de nieve se observó en varias regiones en todo el país, incluyendo Hiroshima, Kyoto, Nagoya y Yokohama, reportó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

El domingo por la mañana, se espera hasta 50 centímetros de nieve en el área de Kanto-Koshin y 40 centímetros en áreas extendidas del oeste hasta el este de Japón, según la agencia meteorológica.

En el aeropuerto de Haneda de Tokio, Japan Airlines y All Nippon Airways suspendieron todos los vuelos nacionales a partir del mediodía de este sábado.

Los trenes bala Sanyo Shinkansen y Tokaido, que operan en el centro y el oeste de Japón, sufrieron un retraso, ya que funcionan a velocidad reducida, informaron los operadores.

Tokyo Skytree, la torre de radiodifusión más alta del mundo (634 metros), fue cerrada debido a los fuertes vientos.