Autoridades alemanas califican explosión en Ansbach como atentado

El ministro del Interior de Baviera informó que el autor de la explosión en la ciudad de Ansbach era un hombre sirio, quien tenía la intención de impedir la celebración de un festival de música pop.
El hombre, de 27 años, cuya solicitud de asilo fue rechazada hace un año, tenía la intención de impedir" la celebración de un festival de música.
El hombre, de 27 años, cuya solicitud de asilo fue rechazada hace un año, tenía la intención de impedir" la celebración de un festival de música. (Reuters)

Berlín, Alemania

La explosión ocurrida la noche del domingo en la ciudad bávara de Ansbach, sur de Alemania, estaba dirigida contra un festival de música y fue provocada por un refugiado sirio que murió en la detonación, anunció este lunes el ministro regional de Interior, Joachim Herrmann

Hermnann calificó de atentado la explosión en el centro de la ciudad bávara de Ansbach, en el sur del país, y no excluían una motivación islamista.

"Se trata desgraciadamente de un nuevo atentado", declaró el ministro de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, que "no excluyó" la pista islamista, según palabras recogidas por la prensa alemana.

El hombre, de 27 años, cuya solicitud de asilo fue rechazada hace un año, tenía la intención de impedir" la celebración de un festival de música pop al que asistían 2 mil 500 personas, declaró el ministro bávaro.

El responsable de Interior del "Land" indicó que, por el momento, se desconoce si el responsable de la explosión quiso suicidarse o si pretendía en realidad matar a otras personas, pero falló en ese objetivo.

Según sus datos, había intentado suicidarse en dos ocasiones anteriormente y recibido tratamiento psiquiátrico.

Una portavoz añadió que 12 personas resultaron heridas, tres de gravedad.

Una unidad de la policía especializada en explosivos iba de camino para determinar la causa exacta de la explosión, que se produjo hacia las 22:00 locales delante de un restaurante.

Todo el centro de la localidad estaba ocupada por los socorristas y la policía bloqueaba sus accesos.

Esta es la tercera vez en una semana que el Estado regional de Baviera sufre un drama.

La noche del viernes, un joven de 18 años con trastornos siquiátricos y obsesionado por las matanzas de masa, mató a tiros a nueve personas en Múnich. El pasado lunes, un solicitante de asilo que dijo ser afgano, hirió con un hacha a cinco personas en un tren regional en Wurtzburgo.