Alemania se suma a la carrera por las inversiones en Cuba

El vicecanciller y ministro de Economía germano, Sigmar Gabriel, afirmó en La Habana que “hubo fases difíciles en la cooperación tanto a nivel económico como político, y ahora es buen momento de ...
El vicecanciller alemán y ministro de Economía, Sigmar Gabriel (d), habla con su par cubano, Marino Murillo (c), hoy en La Habana
El vicecanciller alemán y ministro de Economía, Sigmar Gabriel (d), habla con su par cubano, Marino Murillo (c), hoy en La Habana (AFP)

La Habana

Alemania se sumó hoy a la carrera por el mercado cubano que realizan las principales potencias occidentales, con el inicio en La Habana de una inédita ronda de negocios en la que participan empresas germanas, entre ellas Volkswagen, Siemens y Bosh, lideradas por el vicecanciller y titular de Economía, Sigmar Gabriel.

“Hubo fases difíciles en la cooperación tanto a nivel económico como político, y ahora es buen momento de cambiar esa idea”, dijo Gabriel ante 60 empresarios alemanes y cubanos, en momentos en que la isla busca consolidar los cambios económicos que impulsa desde 2008 y ha renegociado su deuda con el Club de París, después de 29 años sin lograrlo.

El político germano dijo que su gobierno y el de Cuba están “en el inicio de un proceso muy dinámico de las relaciones bilaterales en el plano económico” y agregó que “seguramente forma parte de ese proceso de renovación que modernicemos también nuestras relaciones a escala política”.

Después de la reunificación alemana, en 1991, los dos países apenas han tenido relaciones cordiales sin un nexo económico importante. Durante la Guerra Fría, Cuba fue aliada de la República Democrática Alemana y del resto del bloque socialista europeo que estuvo bajo la égida de la desparecida Unión Soviética.

El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania,  Frank Walter Steinmeier, visitó la isla en julio pasado para poner en marcha esta nueva etapa. Alemania es el segundo emisor de turista al país caribeño, después de Canadá, y el cuarto socio europeo detrás de España, Holanda e Italia.

Por su parte, el titular cubano de Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, dijo a los alemanes que “existe un gran potencial” en la isla para desarrollar las relaciones y aseguró que La Habana ha cumplido “de manera estricta” sus obligaciones financieras con el país europeo.

Malmierca presentó una carpeta con 246 proyectos de inversión por un monto de nueve mil millones de dólares. Los cubanos han dicho que necesita una dos mil 500 millones de dólares anuales de inversión extranjera durante cinco años para garantizar las reformas económicas.

“Mejorar y poner las relaciones políticas y económicas es el cimiento de una base novedosa”, afirmó en tanto el titular alemán, quien también se entrevistará con el número dos del gobierno cubano, Miguel Díaz-Canel, y el vicepresidente Marino Murillo, encargado de la aplicación de los cambios que tienen lugar en el país.

Tras la apertura de relaciones entre La Habana y Washington, Europa intensificó su acercamiento a la isla. El presidente de Francia, Francois Hollande, la visitó en mayo pasado y el mandatario Raúl Castro viajará a Paris en febrero próximo. El primer ministro de Italia, Matteo Renzi estuvo en La Habana en octubre pasado.

En este contexto, la Casa Blanca ha informado que el presidente Barack Obama podría viajar a la isla en marzo, como parte de su última gira latinoamericana, que incluiría a Argentina.