Alemania sospecha de un segundo espía al servicio de EU

La justicia alemana anunció hoy que investiga la existencia de otro presunto espía doble que, según la prensa, trabajaría para Washington, tras revelarse el pasado viernes la existencia de un ...
La canciller alemana, Angela Merkel, ha sido objeto de espionaje por parte de Estados Unidos
La canciller alemana, Angela Merkel, ha sido objeto de espionaje por parte de Estados Unidos (AFP)

Berlín

La justicia alemana anunció hoy que investiga la existencia de un segundo presunto espía doble que, según la prensa, trabajaría para Estados Unidos, un asunto que tensa aún más las relaciones con Washington. Este caso se suma al de un agente doble que trabajaba para los servicios de inteligencia alemanes (BND), y que habría trabajado para la CIA, revelado el viernes pasado.

Las autoridades no indicaron para que país trabajaba el nuevo presunto espía. Sin embargo, los medios evocan a un oficial de la Bundeswehr, operando a cuenta de Estados Unidos. El caso se considera "más grave" que el primero, según estas fuentes. Berlín se negó a comentar estas informaciones y dijo que está se está llevando a cabo una investigación. Sólo el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, comentó el caso, subrayando que "el espionaje (es) un tema muy grave".

Interrogada durante una conferencia de prensa en Berlín, la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel eludió el tema y dijo que correspondía al fiscal hablar sobre ello. "No puedo hacerlo aquí", aseguró. Merkel indicó que se están llevando a cabo discusiones entre EU y Alemania, aunque dijo que no podía pronunciarse sobre el resultado.

Un clima de desconfianza se había instalado ya entre Berlín y Washington desde que el año pasado se descubriera, gracias a las revelaciones del ex asesor de la agencia de inteligencia estadunidense NSA, Edward Snowden, de un programa de espionaje a gran escala, que afectó incluso directamente a Merkel, cuyo teléfono móvil habría sido puesto bajo escucha.

"Desde esta mañana, los agentes de la policía federal han estado registrando en Berlín el domicilio y la oficina de un sospechoso de espionaje. No se ha efectuado ninguna detención", indicó la fiscalía federal en un comunicado. Un portavoz del ministerio de Defensa indicó a la AFP que "se están haciendo investigaciones en el seno del ministerio" sobre esas sospechas de un segundo caso de espionaje, confirmando así lo adelantado por el diario Süddeutsche Zeitung.

De acuerdo a la edición en línea del semanal Der Spiegel, el jefe de la CIA, John Brennan, mantuvo una conversación telefónica el martes por la tarde con el coordinador de los servicios secretos de la cancillería, Klaus-Dieter Fritsche. El ministerio alemán de Exteriores recibió el miércoles por la mañana al embajador de Estados Unidos en Berlín, John B. Emerson, sobre el presunto caso de espionaje, indicó el vocero del ministerio, Martin Schäffer, durante una rueda de prensa. El embajador ya había sido recibido en el ministerio el viernes pasado.

El embajador no fue convocado, la entrevista del miércoles tuvo lugar a su pedido, aunque el ministerio también deseaba reunirse con el diplomático, añadió Schäffer. "Se le dijo cuan importante es que el gobierno estadunidense colabore activamente" sobre este tema, dijo el portavoz.

En una entrevista publicada hoy en el diario local Saarbrücker Zeitung, el ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, manifestó su descontento con Estados Unidos. "El intento de aprender en secreto algo sobre la actitud de Alemania no sólo es inapropiado, sino que también es completamente innecesario", apuntó.

Entre los documentos que el agente doble habría transmitido a la CIA figuran informaciones sobre la comisión de investigación de la Bundestag, la cámara baja del parlamento alemán, que justamente fue creada en abril para determinar la magnitud del espionaje de Estados Unidos contra Alemania y sus socios.