Aldeanos retienen a soldados tras captura de colaboradores de FARC

Miembros de una comunidad rural del departamento de Cauca, en el oeste de Colombia, retuvieron a dos soldados después de que el Ejército capturara a dos supuestos agentes de la guerrilla comunista.
Una colombiana muestra su oposición a las FARC en una manifestación
Una colombiana muestra su oposición a las FARC en una manifestación (AFP)

Bogotá

Los miembros de una comunidad rural del departamento de Cauca, en el oeste de Colombia, retuvieron a dos soldados tras la captura de dos supuestos colaboradores de la guerrilla FARC en una zona cercana, informó este viernes el Ejército.

"En la madrugada de hoy (viernes), tropas (...) en el municipio de Patía, Cauca, capturaron a dos sujetos identificados con los alias de El Cantante y Raúl, quienes con órdenes de captura vigente son señalados de pertenecer a las redes de apoyo al terrorismo de las FARC", dijo la institución castrense en un comunicado.

"Posterior a las capturas y en un sector ubicado a siete kilómetros del sitio donde se desarrolló la operación coordinada más de un centenar de pobladores del sector rodearon un pelotón que se encontraba desarrollando operaciones de control militar de área y retuvieron a dos soldados", precisó el Ejército.

El organismo tildó lo ocurrido como una "clara violación a los derechos humanos", a la vez que responsabilizó a los miembros de la comunidad por "la vida e integridad" de los uniformados.

Los dos presuntos colaboradores de las FARC detenidos eran en tanto requeridos por las autoridades judiciales por delitos como "desplazamiento forzado", "extorsión agravada", "rebelión", "terrorismo" y "lesiones personales con fines terroristas".

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas), principal guerrilla del país con unos siete mil combatientes, sostienen diálogos de paz en Cuba desde noviembre de 2012 con el gobierno y desde el pasado lunes adelantan una tregua unilateral en el terreno para favorecer el avance de esas negociaciones.

Colombia vive un conflicto armado que en cinco décadas ha involucrado a guerrillas, paramilitares y agentes del Estado, dejando alrededor de 220 mil muertos y seis millones de desplazados, según cifras oficiales.