Alcaldes de Jerusalén y Tel Aviv son reelegidos con alta abstención

Alrededor de 5.5 millones de israelíes estaban llamados hoy a elegir a sus representantes locales en 21 ciudades y 170 municipios.
Nir Barkat logró la reelección como alcalde de Jerusalén
Nir Barkat logró la reelección como alcalde de Jerusalén (AFP)

Jerusalén, Israel

Menos de la mitad de los electores acudieron hoy a las urnas en los comicios municipales de Israel, en las que los alcaldes de las dos principales ciudades, Nir Barkat en Jerusalén y Ron Juldai en Tel Aviv, revalidaron sus actuales mandatos, según los primeros resultados preliminares.

Los casos de corrupción registrados en los últimos años en varios municipios fueron probablemente una de las causas de la escasa afluencia a las urnas, que ya había sido baja en anteriores elecciones pero que esta vez batió todos los récords.

Cuatro alcaldes fueron detenidos el pasado año y otros cuatro resultaron imputados en diferentes escándalos de corrupción. Según una encuesta difundida la semana pasada, el 63 por ciento de los israelíes consideraba que sus cargos locales estaban relacionados de una forma u otra con la corrupción.

En la anterior cita electoral municipal en Israel en 2008 la participación fue del 51 por ciento mientras que en las de hoy se situaba en el 42.6 por ciento a una hora del cierre de los centros de voto. Pese a que los colegios electorales permanecieron abiertos durante trece horas hasta las 22:00 (hora local) en un intento de mejorar los índices de afluencia a las urnas, esta fue escasa durante toda la jornada.

En Jerusalén, tan sólo un 35.9 por ciento de los votantes ejercieron su derecho al voto frente al 43.2 que lo hicieron en 2008, mientras que en Tel Aviv la participación fue de apenas un 31 por ciento. Sólo en las ciudades con mayoría de población árabe la afluencia fue mayor, superando en algunos casos el 70 o el 80 por ciento del censo.

En Jerusalén, cuyo resultado acaparaba la atención internacional por su posible impacto en el proceso de paz, el secular Barkat venció finalmente en la pugna que le enfrentaba a Moshe Leon, candidato apoyado por buena parte de los ultraortodoxos y por Avigdor Lieberman, líder de la formación ultraderechista Israel Beitenu.

Barkat, un millonario empresario de derechas que hizo su fortuna en el sector de las nuevas tecnologías, repetirá el mandato que consiguió hace cuatro años abanderando una vía más secular para Jerusalén, lo que no le ha impedido hacer concesiones a los grupos religiosos.

También en Tel Aviv, la segunda ciudad del país, el actual alcalde, Ron Juldai, del Partido Laborista, logró un nuevo mandato que sumar a los 15 años que lleva ya al frente de la urbe.

Juldai se impuso a Nitzan Horowitz, el candidato homosexual del partido de izquierdas Meretz, a quien las encuestas ofrecían una ligera posibilidad de llegar a la alcaldía. En Jerusalén, la participación en los barrios ultraortodoxos fue el doble de la registrada en las zonas laicas, según la radio militar y el canal 2 de la televisión israelí.

En la parte oriental de la ciudad, la gran mayoría de los cerca de 300 mil palestinos que representan en torno al 37 por ciento de la población de Jerusalén boicotearon como se esperaba los comicios, pese a que en esta ocasión se presentaba por primera vez un candidato árabe a concejal, Fuad Saliman, de la lista conjunta de Meretz y el Partido Laborista.

Los pocos que intentaron ejercer su derecho al voto tuvieron dificultades, ya que muchos nombres no figuraban en el registro, se habían movido a otro lugar sus colegios, o no habían recibido la documentación necesaria para el voto, según el diario israelí [i]Haaretz[/i]. Muahmad Yuma, un palestino de 54 años que trabaja en un hotel israelí del centro de Jerusalén, explicó a Efe que no tenía intención de participar en los comicios.

"No pienso ir a votar porque no nos dan los mismos derechos que a los israelíes. Vivimos en el Monte de los Olivos y la municipalidad sólo quiere que paguemos los impuestos municipales y otras cosas, pero no nos arreglan las carreteras, ni los colegios", aseguró. Alrededor de 5.5 millones de israelíes estaban llamados hoy a votar para elegir a sus representantes locales en 21 ciudades y otros 170 municipios.