Alcalde de Londres acusa de hipocresía a Obama por apoyar permanencia en UE

"¿Pueden imaginarse a los estadunidenses sometiendo su democracia a la clase de régimen que tenemos en la UE?" se preguntó en su columna semanal el conservador euroescéptico Boris Johnson.
Boris Johnson se fotografía con unas jóvenes tras ofrecer un discurso a favor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea en Dartford, Kent
Boris Johnson se fotografía con unas jóvenes tras ofrecer un discurso a favor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea en Dartford, Kent (EFE)

Londres

El alcalde de Londres, el euroescéptico Boris Johnson, acusó al presidente estadunidense Barack Obama de hipocresía en respuesta a la noticia de que viajará al Reino Unido a defender su permanencia en la Unión Europea.

"Viniendo del Tío Sam, es un pedazo de hipocresía exorbitante e indignante", escribió Johnson en su columna semanal en el diario Daily Telegraph. "¿Pueden imaginarse a los estadunidenses sometiendo su democracia a la clase de régimen que tenemos en la UE?", se preguntó.

Para Johnson, el Reino Unido es un país "nacido de su glorioso rechazo a aceptar el control extranjero". El alcalde de Londres recordó que Estados Unidos no acepta ni siquiera que sus ciudadanos estén sujetos a la Corte Penal internacional.

El diario británico The Independent afirmó el domingo que Obama viajará en abril al Reino Unido para apoyar a los partidarios de que el país permanezca en la Unión Europea.

La visita tendrá lugar hacia fines de abril, o sea dos meses antes del referéndum del 23 de junio en el cual los británicos se pronunciarán a favor o en contra de la permanencia del Reino Unido en el bloque. El viaje de Obama incluye también una etapa en Alemania, donde se entrevistará con la canciller Angela Merkel, y visitará la feria tecnológica de Hannover.

Interrogado por la AFP sobre una eventual visita de Obama, un portavoz del primer ministro David Cameron se negó a hacer comentarios diciendo que se trata de "especulaciones". En febrero pasado, Barack Obama había reafirmado en una conversación telefónica con Cameron el apoyo de Estados Unidos a la permanencia del Reino Unido en la UE.