Alcalde de Chicago deberá ir a una segunda vuelta electoral

El demócrata Rahm Emanuel, ex jefe de gabinete de Obama, logró 45% de los votos, y contenderá el 7 de abril contra Jesús “Chuy” García, un político de origen mexicano que obtuvo 34%.
Jesús "Chuy" García, candidato a la alcaldía de Chicago, habla con la prensa junto a su esposa Evelyn, tras ejercer su derecho al voto
Jesús "Chuy" García, candidato a la alcaldía de Chicago, habla con la prensa junto a su esposa Evelyn, tras ejercer su derecho al voto (AFP)

Chicago

El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, no logró la mayoría absoluta en las elecciones de este martes por el puesto y deberá ir a segunda vuelta el 7 de abril contra Jesús García, un político de origen mexicano, informó el diario Chicago Tribune.

Emanuel, que hasta 2010 fue jefe de gabinete del presidente Barack Obama, recibió el 45 por ciento de los votos, mientras que García, comisionado del condado de Cook, obtuvo un apoyo del 34 por ciento, según las proyecciones dadas a conocer anoche. El resultado es un poco embarazoso para Rahm Emanuel, que opta a un segundo período al frente de la alcaldía de Chicago.

El resultado expuso las posibles debilidades del mandatario, que cuenta con un amplio apoyo entre líderes empresariales, reconocimiento nacional y que recaudó millones de dólares para financiar su campaña. Participó en media docena de debates y foros y recibió un impulso de último minuto del presidente, Barack Obama.

Con todo, no logró obtener más del 50% de los sufragios para evitar la segunda vuelta el próximo 7 de abril contra García, ex senador y concejal que obtuvo bastantes menos votos que Emanuel y quedó muy por encima de los otros tres aspirantes al cargo.

"Hemos recorrido un largo camino, y tenemos que ir un poco más allá", dijo Emanuel a sus seguidores. "Este es el primer paso en un viaje realmente importante para nuestra ciudad".

Introduciendo los temas los que abordará en las próximas semanas, Emanuel destacó la historia migratoria de la ciudad tras un discurso bilingüe del congresista Luis Gutiérrez, un demócrata conocido por su apoyo a la reforma migratoria nacional y que en su día fue crítico con el alcalde.

García, nacido en México y criado en Chicago, empezó su carrera política como activista por los derechos de los inmigrantes en la ciudad. Fue concejal de aguas con el fallecido alcalde Harold Washington. "Esta ciudad necesita un alcalde que escuche a la gente", dijo García a sus seguidores, destacando su apoyo de los residentes en los vecindarios.

García y los otros que aspiraban a derrocar a Emanuel — el concejal Bob Fioretti, el empresario Willie Wilson y el activista William Walls — esperaban capitalizar el descontento de los vecinos por la gestión de las escuelas y la violencia en la ciudad.

Emanuel presionó para el cierre de unas 50 escuelas de barrio en 2013, un año después de la primera huelga de profesores en la ciudad en 25 años. El sindicato de profesores de Chicago — cuyo exaltado líder consideró en su día presentarse como alternativa a Emanuel — respaldó a García durante la carrera electoral.