Agente fronterizo mata a hombre cerca de San Diego

El oficial trataba de detener a un grupo de personas que habían cruzado desde México y disparó contra el sujeto luego de que este la arrojó una piedra.

San Diego

Un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos mató a tiros a un hombre cerca de San Diego porque éste lo había golpeado en la cara con una piedra, según las autoridades.

Lo sucedido atizó la controversia en torno a si los agentes de la Patrulla Fronteriza se extralimitan en su reacción cuando los apedrean migrantes y supuestos contrabandistas.

El agente trataba de detener a un grupo de personas que al parecer habían cruzado la frontera ilegalmente desde México el martes por la mañana, informó el teniente de la policía del condado de San Diego, Glenn Giannantonio.

Añadió que el agente disparó contra el hombre que le arrojó la piedra en el fondo de un barranco de 23 metros en una zona montañosa muy escarpada.

El hombre murió en el lugar después de aplicársele los primeros auxilios. El agente se negó a recibir atención en un hospital por lesiones que el teniente describió como menores.

No fueron identificados de inmediato el hombre muerto ni el agente.

La Patrulla Fronteriza dijo en un comunicado que el agente disparó porque temía por su vida. Otras dos personas que ingresaron ilegalmente a Estados Unidos fueron arrestadas, dijo la agencia.

No se acusará de delito alguno a los dos detenidos, dijo Kelly Thornton, una portavoz de la oficina del fiscal general en San Diego.

Giannantonio dijo que dos agentes a pie se habían separado para rodear al grupo y que uno de los policías fue golpeado en la cara con la piedra, debido a lo cual abrió fuego. Giannantonio dijo ignorar cuántos disparos recibió el hombre.

La Patrulla Fronteriza dijo que el agente fue atacado con piedras, incluida una que le dio en la cabeza.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 6:30 de la mañana a unos kilómetros al este del cruce fronterizo de la Mesa de Otay, en el condado de San Diego. La reacción del agente se inserta en la controversia sobre si se justifica el uso de la fuerza letal en caso de un ataque a pedradas.

La Patrulla Fronteriza ha insistido desde hace mucho tiempo que las piedras son armas letales.