Afinan la coalición contra el EI en París

Con el telón de fondo de la decapitación del activista británico David Haines, el sábado, hoy empieza la conferencia para atacar Siria e Irak.
Milicianos tribales se alistan a patrullar las calles de Falluja, 50 km al oeste de Bagdad, la capital iraquí.
Milicianos tribales se alistan a patrullar las calles de Falluja, 50 km al oeste de Bagdad, la capital iraquí. (Reuters/Archivo)

Londres, París y Washington

La decapitación por parte del grupo yihadista ultrarradical Estado Islámico (EI) de otro rehén occidental, el tercero en menos de un mes, reforzó ayer la voluntad internacional de crear una coalición contra los fundamentalistas, en víspera de la conferencia prevista para hoy en la capital francesa.

El primer ministro británico David Cameron prometió “dar caza” a los asesinos de su conciudadano David Haines, cooperante británico cuya decapitación fue filmada en un video difundido el sábado por el EI, que controla amplias zonas en Irak y Siria, donde a finales de junio proclamaron la creación de un “califato” liderado por el iraquí Abu Bakr Baghdadi, antiguo combatiente de Osama bin Laden en Afganistán y Al Qaeda.

Cameron está bajo presión en su país para tomar acciones militares contra el EI, pero aún no se ha comprometido a colaborar con Estados Unidos, que desde agosto realiza ataques aéreos contra los yihadistas en el norte de Irak para evitar el desmembramiento del país, que invadió en 2003-2011 y uno de cuyos efectos fue el surgimiento del EI (antes Estado Islámico en Irak y el Levante).

Esta semana, el gobierno de Cameron empezó a dar armas a los combatientes del Kurdistán iraquí, que en el norte del país luchan contra el EI.

Irán, que no fue invitado a París, afirmó a través de su cancillería que de todas formas “no nos interesa participar en esta conferencia-espectáculo y selectiva de lucha contra el terrorismo no nos interesa” declaró el viceministro iraní de Exteriores Hosein Amir Abdollahian, citado por el sitio de la televisión de Estado.

“Lo que le interesa a Irán es una lucha real y no selectiva contra el terrorismo en la región y en el mundo. Vamos a continuar apoyando con fuerza a Irak y Siria en su lucha contra el terrorismo”, dijo el vicecanciller Hosein Abdollahian, citado por la tv estatal en Teherán.

Irán, principal aliado regional de Siria, acusa a EU y a algunos países europeos, además de Arabia Saudí, Qatar y Turquía, de “financiar y armar a los grupos rebeldes sirios”, lo que ha favorecido la aparición de grupos como el EI o el Frente al Nosra (pro Al Qaeda).

También el presidente del parlamento iraní, Ali Larijani, advirtió contra una intervención militar en Siria y dijo que EU “juega con fuego en la región y debe saber que no puede atacar a Siria so pretexto de luchar contra el Estado Islámico”.

El secretario de Estado de EU, John Kerry, que ya está en París, dijo a la cadena CBS que “lo tenemos toda a punto”.

 El objetivo de la estrategia es que el EI “no pueda acumular seguidores, o amenazar a los musulmanes en Siria, Irán, Irak y en otros lugares”, según la Casa Blanca.   

EU: 68% DUDA DE QUE VENZAN A FUNDAMENTALISTAS

El 68% de los estadunidenses expresó su falta de confianza en que la estrategia anunciada por el presidente Barack Obama logre eliminar la amenaza del grupo yihadista Estado Islámico (EI), si bien 62% apoya una intervención frente a 22% que se opuso, según un sondeo difundido ayer.

   La encuesta fue realizada por la cadena NBC, el diario Wall Steet Journal y la consultora Annenberg después del anuncio de Obama y antes de que el EI mostrara el sábado la ejecución del cooperante británico David Haines.

Según el sondeo, 68% dijo tener “muy poca” confianza en que las metas del presidente Obama de eliminar la amenaza del EI se cumplan frente a 28% dijo que tenían “gran” confianza en que lo lograría.

    El encuestador demócrata Peter Hart, que colaboró en la realización del sondeo, dijo que la diferencia con otras campañas militares es que “los estadunidenses son escépticos sobre si esta dará resultados”.

   En cuanto a la gestión de la política exterior, el mandatario recibió una aprobación de 38 por ciento.

   La encuesta se realizó entre el 11 y el 13 de septiembre a 544 personas votantes y tiene un margen de error de 5.5 puntos porcentuales.