Afganistán libera a 65 presos pese a la oposición estadunidense

Algunos de los liberados están vinculados a ataques que mataron o hirieron a 32 oficiales estadunidenses y a 23 miembros de seguridad de las fuerzas afganas, señaló Washington en un comunicado.

Londres

Afganistán inició hoy la liberación de 65 presos de la cárcel de Bagram pese a la oposición de Estados Unidos, que los considera peligrosos y con antecedentes de ataques a civiles y fuerzas internacionales.

Algunos de los liberados están vinculados a ataques que mataron o hirieron a 32 oficiales estadunidenses y a 23 miembros de seguridad de las fuerzas afganas, señaló Washington en un comunicado.

Los criminales violentos que atentaron contra los afganos y amenazaban la seguridad de Afganistán deben enfrentar a la justicia en los tribunales locales en un proceso justo y transparente que determine su culpabilidad o inocencia, agregó.

Entre los 65 reos se encuentran Mohammad Wali, detenido en la provincia de Helmand, en mayo de 2013, presunto talibán experto en explosivos que se presumen realizó varios ataques contra las fuerzas de la coalición internacional.

Nek Mohammad es otro de los liberados, y está acusado de proporcionar cohetes y otra armas letales que fueron utilizados para atentar contra las fuerzas afganas y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), reportó el sitio afgano de noticias Khaama Press.

Estados Unidos también expresó su malestar porque considera que los militantes liberados tenderán a regresar al campo de batalla para matar a miembros de la coalición internacional y de las fuerzas afganas.

La liberación fue ordenada por el presidente Hamid Karzai hace varias semanas, después de que su gobierno se hizo cargo de la prisión de las tropas estadunidenses.

Los prisioneros fueron liberados a partir de las 09:00 horas (4:30 GMT) del centro de Detención Parwan cerca de la base aérea militar de Bagram, a unos 45 kilómetros al norte de Kabul.

Esta decisión se tomó el pasado lunes mediante la expedición de un decreto, y sobre la base de que son inocentes porque no había pruebas suficientes contra ellos.

La medida aumentó la tensión entre Washington y Kabul, cuyas relaciones pasan por un momento difícil por las negociaciones para un acuerdo de seguridad antes de la retirada de fin de año de la mayoría de las tropas internacionales.