Advierte Papa a nuevos cardenales contra intrigas y habladurías

Los cardenales deben tener un “suplemento de entrega gratuita” que los obliga a atestiguar “con mayor celo y ardor estas actitudes de santidad”.

Ciudad del Vaticano

El Papa Francisco advirtió hoy a los nuevos cardenales de la Iglesia contra las intrigas, las habladurías, las camarillas y los favoritismos, porque la Iglesia de Roma “no es una corte”.

Esto durante el sermón de la misa que concelebró en la Basílica de San Pedro con 19 nuevos purpurados, a los cuales entregó el birrete colorado la víspera. En la ceremonia participaron unos 150 integrantes del Colegio Cardenalicio.

Los cardenales deben tener un “suplemento de entrega gratuita” que los obliga a atestiguar “con mayor celo y ardor estas actitudes de santidad”.

“El cardenal entra en la Iglesia de Roma, no en una corte. Evitemos todos y ayudémonos unos a otros a evitar hábitos y comportamientos cortesanos: intrigas, habladurías, camarillas, favoritismos, preferencias”, agregó.

Llamó a los purpurados a amar a quienes les llevan la contraria, a bendecir a quienes hablan mal de ellos, a saludar con una sonrisa a quien tal vez no lo merece, a no pretender hacer valer su propia voluntad por encima de los demás.

Insistió en contraponer la mansedumbre a la prepotencia y a olvidar las humillaciones recibidas porque a quien quiere seguirlo Jesús le pide amar a los que no lo merecen, sin esperar recompensa, para colmar los vacíos de amor que hay en los corazones, en las relaciones humanas, en las familias, en las comunidades, en el mundo.

Según Jorge Mario Bergoglio, Cristo no enseñó buenos modales o formas de cortesía porque, para eso, no era necesario que bajara del cielo y muriera en la cruz.