Advierte Irán que nuevas sanciones debilitarán las negociación nuclear

Marcie Afjam, portavoz iraní de Asuntos Exteriores, indicó que en estos momentos, la UE debe actuar con "medidas constructivas" dirigidas a avanzar en el camino del diálogo y no con actos que lo ...

Teherán

La aprobación de nuevas sanciones contra Irán tendrían un "impacto muy negativo" sobre las negociaciones nucleares que Teherán lleva a cabo en Ginebra, dijo hoy la portavoz iraní de Asuntos Exteriores, Marcie Afjam.

"Cualquier tipo de incremento de las sanciones debilitará el proceso negociador", añadió la portavoz.

Preguntada sobre si Irán abandonaría la mesa de negociaciones con el Grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania) en el caso de aprobarse nuevas sanciones -como las que valora actualmente el senado de EU-, Afjam respondió con cautela: "por el momento preferimos decir que debilitará el proceso".

La portavoz se mostró esta mañana en una rueda de prensa en el Ministerio optimista de que pueda llegarse pronto a un pacto con la comunidad internacional que reduzca las inquietudes que provoca el programa atómico iraní y, al mismo tiempo, alivie las sanciones internacionales que sufre el país.

Sobre el posible cierre de empresas iraníes en Europa, Afjam señaló que estas "darían una muy mala imagen de la Unión Europea" que, en estos momentos, debe actuar con "medidas constructivas" dirigidas a avanzar en el camino del diálogo y no con actos que lo que hacen es "aumentar la desconfianza" y suscitar el rechazo de Teherán.

"El aumento de las sanciones destruye el camino. Este es un asunto que debe ser tratado con seriedad y sensibilidad. Nosotros hemos anunciado que la presión no es aceptable", manifestó al tiempo que mostró su esperanza en que no se tomen medidas que "puedan arruinar la base de las negociación".

Afjam expresó su confianza ante la nueva ronda de conversaciones, que se iniciará mañana en Ginebra, y señaló que espera que "se llegue a un acuerdo" porque "la República Islámica de Irán ha entregado su propuesta y ellos le han dado la bienvenida; ahora ha llegado el momento de actuar".

Apostó por "un resultado útil" en el que "se reconozcan los derechos del pueblo iraní" y al mismo tiempo "se eliminen las preocupaciones de la otra parte".

"El tema nuclear es una crisis innecesaria que estamos intentando solucionar", afirmó.

Afjam también mostró su esperanza de que las seis potencias occidentales que se sientan a la mesa en Ginebra "no actúen bajo presión de otros países", en clara referencia a Israel, que ha instado reiteradamente a rechazar cualquier pacto que no suponga el final inmediato del programa nuclear iraní.