Admiten las FARC posibles ataques antes de tregua

Si no se declara un cese al fuego de manera bilateral es posible que la guerrilla ataque al gobierno, declaró el integrante de las FARC, Pablo Catatumbo.

Bogotá

Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) admitieron hoy que podrían perpetrar nuevos ataques antes de que comience la tregua que declararon de manera unilateral a partir del próximo domingo.

El guerrillero Pablo Catatumbo, delegado del grupo insurgente en los diálogos que sostienen con el gobierno colombiano en Cuba, dijo que por eso las FARC han insistido en la necesidad de declarar un cese al fuego bilateral mientras se negocia un acuerdo de paz.

"Todos los días hay confrontación armada. De hoy (miércoles) al 15 de diciembre (cuando inicia la tregua unilateral ofrecida por las FARC) pueden ocurrir hechos lamentables. Cuando la guerra se desata, se desata", añadió.

La organización insurgente anunció un cese de hostilidades por 30 días a partir del próximo domingo, para responder al "clamor" de la sociedad civil colombiana de frenar operaciones militares por los festejos de Navidad y Año Nuevo.

Las FARC tomaron la decisión luego que sus unidades atacaron el sábado pasado con explosivos el cuartel policial de la localidad sureña de Inzá, acción en la que murieron nueve personas, seis de ellas uniformados, y más de 30 resultaron heridas.

Catatumbo aseguró que lo sucedido en Inzá hace parte de la confrontación armada interna que se da en Colombia y explicó que precisamente por eso las partes dialogan en La Habana, para poner fin a una guerra que ha dejado miles de víctimas.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC negocian desde hace un año una salida política al conflicto armado interno, con Cuba y Noruega como países garantes y Venezuela y Chile como países acompañantes.

"Hemos estado insistiendo en que es necesaria una tregua bilateral. El gobierno sigue anunciando refuerzo del pie de fuerza y compra de material de guerra", dijo Catatumbo, al recordar que fue Santos quien decidió negociar en medio del conflicto.