Acusan en EU a hijo de presidente de Surinam de apoyar a Hezbolá

Dino Bouterse, detenido actualmente en Nueva York, por tráfico de drogas y posesión de armas de guerra.

Nueva York

Dino Bouterse, hijo del actual presidente de Surinam, y detenido actualmente en Nueva York, fue acusado formalmente hoy de "intentar proveer material de apoyo y recursos" al movimiento chiíta libanés Hezbolá, considerado una organización terrorista por EU. El nuevo cargo en contra del hijo de Desi Bouterse se suma a los dos que ya pesaban sobre él por tráfico de drogas y posesión de armas de guerra, indicó la fiscalía federal de Manhattan en un comunicado.

"Hoy hemos agregado el cargo adicional de intento de apoyo a Hezbolá a los supuestos crímenes de Dino Bouterse vinculados con la conspiración para traficar cocaína", afirmó el fiscal Preet Bharara citado en ese texto. Dino Bouterse, quien era director de la Unidad Antiterrorista de Surinam, fue acusado formalmente de "intentar proveer material de apoyo y recursos a Hezbolá, considerada una organización terrorista" por las autoridades estadunidenses, según la fiscalía.

Bouterse fue detenido en Panamá el pasado 29 de agosto por pedido de Estados Unidos y extraditado de inmediato ante la justicia federal de Nueva York. Al comparecer ante un tribunal de Manhattan, se declaró no culpable de las acusaciones de narcotráfico y posesión de armas. La información sobre su detención y extradición fue dada a conocer el mismo día en que se abría la VII Cumbre de jefes de Estado de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Paramaribo y en la cual el padre del detenido asumió la presidencia temporal del bloque.

Los cargos que enfrenta le pueden costar una pena de cadena perpetua. Según la fiscalía, Bouterse "utilizó su posición para asistir a individuos que creía eran miembros de Hezbolá", ofreciendo a su país como "base permanente" para que el movimiento chiíta lanzara "ataques contra objetivos estadounidenses". Para ello, Bouterse estaba dispuesto a conseguir "falsos pasaportes de Surinam con el propósito de facilitar viajes clandestinos, incluyendo a Estados Unidos", y había comenzado a determinar "cuáles armas pesadas podría proveer a Hezbolá".

Esta información surgió de reuniones de Bouterse con agentes encubiertos de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) en Surinam y Europa entre julio y agosto pasado, de acuerdo con la fiscalía. Dino Bouterse había sido condenado a ocho años de prisión por un tribunal de Surinam en 2005 y declarado culpable de dirigir una banda que traficaba cocaína y armas, pero fue liberado en 2008 por buen comportamiento. Tras su liberación, su padre lo nombró director de la Unidad Antiterrorista de Surinam.

El presidente Bouterse es un ex golpista protegido por una ley de amnistía e inmunidad presidencial en un proceso por ejecución de opositores y de una condena en ausencia por narcotráfico que recibió en Holanda en 1999. Bouterse gobernó de facto entre 1980 y 1987. Tres años más tarde lideró un nuevo golpe y asumió la presidencia hasta 1996. Luego fue elegido mandatario en 2010. Otro ciudadano de Surinam, Edmund Quincy Muntslag, había sido detenido a fines de agosto pasado en forma separada en Trinidad y Tobago y acusado únicamente de conspiración para traficar drogas, según las autoridades estadunidenses.