Acusan a Maduro de golpear al Legislativo

El líder de la Asamblea Nacional, el opositor Henry Ramos Allup, dice que el respaldo del Poder Judicial al mandatario pretende anular al Congreso.
Lilian Tintori (der.), esposa del líder opositor preso Leopoldo López, encabezó la reunión de familiares afectados por el chavismo con legisladores.
Lilian Tintori (der.), esposa del líder opositor preso Leopoldo López, encabezó la reunión de familiares afectados por el chavismo con legisladores. (Miguel Gutiérrez/EFE)

Caracas

El presidente Nicolás Maduro y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) buscan anular al Poder Legislativo al declarar legal y vigente el decreto de emergencia económica, aseguró el líder de Asamblea Nacional de Venezuela, Henry Ramos Allup.

El TSJ declaró la noche del jueves “legal y vigente” el citado decreto de Maduro que fue rechazado en enero por la propia Asamblea Nacional, dominada por la oposición.

Ramos dijo que el gobierno de Maduro, “en etapa terminal”, intenta “anular” a la Asamblea, pero advirtió que el fallo del alto tribunal “solo agravará la crisis del país.

“Creo que este gobierno está haciendo todo lo posible para que le den un golpe, porque es la única justificación que tendría ante este fracaso”, señaló el líder del Legislativo en rueda de prensa.

El opositor recalcó que el decreto de emergencia “murió” al ser rechazado en la cámara legislativa y Maduro ahora intenta resucitarlo usando a “su” TSJ, que calificó como un “pelotón de fusilamiento” a nombre del gobierno.

“Ahí tienen su muerto resucitado. Vamos a ver si en los próximos días se va a remediar alguna de las calamidades que está sufriendo el pueblo venezolano”, recalcó al advertir que los problemas de desabastecimiento de bienes de consumo y medicinas se agudizarán con esta medida.

El TSJ aceptó un recurso de interpretación sobre el decreto y declaró que el estado de emergencia económica está vigente en todo el país por un lapso de 60 días, en un fallo publicado la noche del jueves.

Tras el anuncio, Maduro dijo que en los próximos días presentará al país un conjunto de medidas para enfrentar la crisis económica, que se ha agudizado ante la caída de los precios internacionales del petróleo.

En su fallo, la Sala Constitucional de TSJ declaró que el estado de emergencia económica está en vigencia desde la publicación del decreto y que su validez y legitimidad permanecen “intactas”.

Al rechazar el decreto, la Asamblea Nacional argumentó que pretendía darle potestad al gobierno para manejar partidas del presupuesto sin control legislativo e intervenir a discreción empresas privadas, además de fijar límites a retiros e ingresos bancarios.

En su réplica, Ramos aseguró que la Asamblea unicameral continuará cumpliendo con sus deberes constitucionales de legislar y controlar, aunque está convencido de que el TSJ objetará “todas” las leyes que apruebe.

“Esta sentencia del TSJ, una más, lo que hace es continuar con la profundización y aceleración de la crisis. El Tribunal es una de las pocas cosas que sostienen precariamente en el poder a Maduro”, agregó.

“Ojalá que en algún momento de claridad en sus desvaríos, el presidente se diera cuenta que con esta decisión no se resolverá el desabastecimiento de alimentos, que es cada día peor, de medicinas, que es cada día peor, ni el déficit de agua y electricidad”, señaló.

Ramos anunció que la Asamblea Nacional denunciará su situación ante organismos internacionales, principalmente en la Organización de Estados Americanos (OEA).