Acusa Venezuela a EU de alentar desestabilización

El gobierno de Nicolás Maduro protesta en nota diplomática contra John Kerry; reaparece el opositor Leopoldo López y llama a marchar mañana.
Tres mil alumnos, según los organizadores de la movilización, volvieron a manifestarse ayer en Caracas.
Tres mil alumnos, según los organizadores de la movilización, volvieron a manifestarse ayer en Caracas. (Christian Veron/Reuters)

Caracas

El gobierno del presidente Nicolás Maduro repudió ayer las declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, sobre las violentas manifestaciones en Venezuela y acusó a Washington de “promover y legitimar” los intentos de desestabilización del país.

“El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechaza contundentemente las declaraciones del secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry, en tanto constituyen una maniobra más del gobierno de Washington por promover y legitimar los intentos de desestabilización de la democracia venezolana que han desatado grupos violentos en los últimos días”, expresó la cancillería en un comunicado leído por una presentadora de la televisión oficial.

En tanto, el gobierno mexicano lamentó la violencia en el país y llamó a resolver las diferencia con diálogo.

México “reitera su convicción de que cualquier diferencia debe ser resuelta en el marco del diálogo, el respeto a las instituciones y el derecho internacional”, afirmó la Secretaría de Relaciones Exteriores en un comunicado, y expresó sus condolencias a las familias de las víctimas.

También el bloque comercial Mercosur —Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay— repudió “todo tipo de violencia e intolerancia que busquen atentar contra la democracia y sus instituciones” y llamó “a las partes a continuar profundizando el diálogo sobre los problemas nacionales”.

Kerry dijo el sábado que EU está “profundamente preocupado” por las “crecientes tensiones y la violencia” en Venezuela, luego de casi dos semanas de marchas y donde el miércoles pasado miles de estudiantes, acompañados por varios líderes de la oposición marcharon contra la inseguridad, la inflación, la escasez de productos y la detención de compañeros, en la mayor protesta contra Maduro desde que fue electo para suceder en el cargo a Hugo Chávez, quien falleció hace once meses.

Tras las marchas estallaron choques entre estudiantes, fuerzas antimotines y grupos con distintivos del oficialismo, con saldo de tres muertos y decenas de heridos y de detenidos.

Washington y Caracas carecen de embajadores desde 2010, pero EU sigue siendo el mayor comprador de petróleo a Venezuela, con las mayores reservas de crudo del mundo.

Reaparece opositor

Tras cuatro días de silencio, ayer reapareció en un video el líder opositor Leopoldo López, del derechista partido Voluntad Popular, y convocó a una marcha en su apoyo mañana hasta el Ministerio de Justicia donde pretende dejar un pliego de demandas y enfrentar una orden de captura, tras ser acusado por el gobierno de alentar los disturbios.

López hizo el llamado en un video, grabado la noche del sábado,según dijo y que difundió desde su cuenta de Twitter.

Al respecto, Henrique Capriles, líder de la Mesa de Unidad Nacional, le expresó su solidaridad pero anunció que llamará a otra marcha, con eje en los problemas económicos y de criminalidad.

En tanto, la ministra de Comunicación, Delcy Rodríguez, acusó a medios de prensa en el exterior de apoyar la desestabilización y ante la prensa mostró imágenes de protestas en Chile y Egipto “presentadas en las redes sociales como represión en Venezuela”.

Citó en particular al diario conservador ABC de España, que publicó una foto “internacionalmente conocida de una manifestación en Egipto” en el 2011 —de tres policías arrastrando a una mujer— presentada “como bochinche (desorden) en Venezuela”.

Claves

Niños asesinos

- Los autores del asesinato el sábado de dos sacerdotes, uno colombiano y otro venezolano, en un colegio salesiano de Valencia (norte de Venezuela) son menores de edad, informó el gobierno.

-“Ya fue capturado uno, y estamos buscando al otro, que tendría entre 12 y 13 años”, aseguró el ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres.

- Nelson Peña, vocero del colegio, dijo que se presume un intento de robo, que no se consumó por la llegada de los religiosos.