Acuerdo entre partidos políticos en Nepal para una nueva Constitución

Después de años de discusiones interminables, y acuciados por la desgracia del terremoto del 25 de abril, los políticos del país asiático llegaron a un acuerdo que permite la creación de ocho ...
Legisladores nepalíes, en el parlamento nacional en Katmandú
Legisladores nepalíes, en el parlamento nacional en Katmandú (AFP)

Katmandú

Los partidos políticos de Nepal se pusieron manos a la obra después del terremoto del 25 de abril y alcanzaron un acuerdo histórico para la aprobación de una nueva Constitución después de años de discusiones estériles. El doble sismo que mató a más de 8,700 personas aumentó la presión sobre los políticos para que limaran asperezas para alcanzar el acuerdo, que permitirá la creación de ocho provincias.

Los parlamentarios de la Asamblea Constituyente habían sido incapaces de cumplir con el calendario previsto para la elaboración de un proyecto de Constitución después de una década de insurrección maoísta que mató a más de 16 mil personas y fomentó el final de la monarquía.

Como consecuencia, Nepal, uno de los países más pobres del planeta, estaba sumido desde el final de esta guerra en 2006 en una parálisis política que le impedía tomar decisiones importantes. Según el ministro de Información Minendra Rijal, el terremoto de abril, que destruyó casi medio millón de viviendas, sirvió de desencadenante, forzando a los rivales a entenderse.

La tragedia de los terremotos "nos motivó para trabajar juntos" y "había una voluntad de llegar a un resultado", dijo. El acuerdo sobre la creación de provincias es una primera etapa para la formación de una estructura federal como quieren los maoístas para reducir los poderes del ejecutivo nacional.

Pero deja en el aire el tema de las fronteras de estas provincias, fuente de desacuerdos potenciales, afirman expertos. "Es un acuerdo incompleto", reaccionó Prashant Jha, periodista y autor de un libro sobre la historia contemporánea de Nepal.

"Los partidos eludieron sus responsabilidades evitando un acuerdo sobre las fronteras interiores", añadió. "La Constitución que saldrá de él será un documento que dividirá profundamente".

"Decisión audaz"

La oposición maoísta quiere que las nuevas provincias permitan favorecer la emergencia de comunidades históricamente marginadas pero los otros partidos temen que refuerce las divisiones y amenace la unidad nacional.

"Hemos tomado una decisión audaz, todo lo que hay en el acuerdo no corresponde a nuestro programa", reaccionó Narayan Kaji Shrestha, un dirigente maoísta. El acuerdo se incluirá en un proyecto de Constitución que requiere de la aprobación de los dos tercios de la Asamblea constituyente. Este proyecto estará preparado en julio, según los miembros de la Asamblea.

En virtud de este acuerdo, Nepal seguirá teniendo un primer ministro con poderes ejecutivos y un presidente con un papel de representación. Una comisión federal dispondrá de seis meses para establecer las fronteras interiores y someterlas a la Asamblea para su aprobación.